Vigilando sus ojos

Una correcta higiene prevendrá la aparición de complicaciones oculares.

Debemos vigilar con especial atención los ojos de nuestras mascotas porque si observamos cualquier anomalía será necesario acudir al veterinario. Un buen diagnóstico, y rápido, es imprescindible para evitar que nuestra mascota pierda visión.

De este modo, desde el Instituto de Oftalmología Veterinaria Comparada Ocularvet aconsejan estar atentos a la aparición de diferentes síntomas que nos deberán poner alerta. Por ejemplo, se le pueden inflamar y enrojecer los párpados lo que le causará molestia y dolor. Se rascará con las patas o se frotará contra objetos. Si las secreciones oculares están alteradas aparecerá suciedad en los bordes de los párpados o alrededor de los ojos.

Otras anomalías que podemos percibir en los ojos de nuestras mascotas es un lagrimeo excesivo, un enturbamiento de la superficie o interior, la aparición de un tercer párpado que tapará el ojo… También pueden aparecer úlceras corneales, laceración, hemorragia intraocular, inflamación crónica, pérdida de visión o diferentes patologías que precisen la aplicación de cirugía de córnea.

Por otro lado, las mascotas también pueden sufrir cataratas. Si examinamos el cristalino antes de que la opacidad sea completa se podrá estudiar el fondo del ojo y ver si existen evidencias de atrofia progresiva de retina.

Cuando apreciemos cualquiera de estos síntomas deberemos considerar que nuestra mascota puede estar sufriendo una urgencia ocular por lo que deberemos acudir al veterinario cuanto antes para evitar daños mayores en el sentido de la vista, tales como glaucoma, desprendimiento de retina, dolor fuerte, sangre dentro del ojo, ojo turbio, etc.

Limpieza de los ojos

Para mantener los ojos lo más limpios posibles y evitar así problemas deberemos cuidar la higiene de nuestra mascota. Por eso, quitaremos las legañas que se le formen, ya que de este modo no se acumularán ni crearán infecciones. Si la legaña es normal la retiraremos con una gasa seca, si la legaña está más dura podemos mojar la gasa en agua templada o utilizar toallitas especiales.

Si nuestra mascota tiene infección la legaña será verde, más fuerte, y tendrá los ojos rojos. Si ocurre esto deberemos acudir al veterinario. Existen razas de perro, por ejemplo, cuyas legañas se introducen en los pliegues de la piel y precisan una limpieza más en profundidad.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Braco de auvergne

Los orígenes de este perro están envueltos en leyendas más o menos...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *