Terapia en animales diabéticos

Deberemos darles una dieta alta en fibras y con presencia de carbohidratos complejos.

La dieta es una parte fundamental en el tratamiento de animales diabéticos. Debemos controlar la obesidad. Algunos animales diabéticos se controlan exclusivamente con el mantenimiento en un peso óptimo para su raza.

Será una dieta alta en fibras y con presencia de carbohidratos complejos.

Insulinoterapia

La inyección de insulina es la base del tratamiento en animales diabéticos. La pauta debe ajustarse en cada animal. Algunos animales necesitan una sola vez al día mientras que otros necesitan dos.

Se comenzará con una dosis baja y se irá subiendo poco a poco hasta que el animal como y beba de manera normal.

Se deberán seguir las siguientes recomendaciones:

  • La insulina se debe mover suavemente antes de inyectar pero NUNCA se debe agitar fuerte.
  • Se inyectará vía subcutánea cambiando cada día el punto de inoculación.
  • No se variará la dosis sin conocimiento del veterinario.
  • La insulina debe mantenerse refrigerada.

 

Seguirá con la siguiente pauta de administración de comida e insulina:

  • Administrar la dosis de insulina.
  • Dar ¼ de la comida total.
  • Dar el resto de la comida 8 horas más tarde.
  • Según el paciente se estabiliza es posible disminuir la 1ª comida.

Ejercicio

Se realizará todos los días un ejercicio moderado de manera constante, es decir, están prohibidos terminantemente grandes esfuerzos como excursiones largas, preñeces, etc. Todos los días se hará aproximadamente lo mismo.

Castración animal

Las hembras se deberán castrar para evitar los cambios hormonales durante el celo.
Si se pone algún tratamiento contra el celo, este debe suspenderse y operar a la hembra.

Complicaciones

Hipoglucemia

Es el problema más grave. Si nos excedemos con la dosis de insulina podemos provocar una caída de glucosa que puede incluso llevar a la muerte al animal diabético. Si el animal presenta debilidad inusual o fatiga hay que dar inmediatamente un jarabe glucosado o azúcar incluso antes de hablar con el veterinario. Si el proceso avanza puede producir convulsiones, coma y muerte. Se producirá unas horas después de la inyección de insulina.

Cataratas

El exceso de glucosa en sangre hace que se produzcan cataratas. Cuanto peor sea el control del animal antes se producirán y llevaran al animal a la ceguera.

Cetoacidosis diabética

Esta es una complicación cuando no se está controlando adecuadamente a un animal diabético. Los signos son depresión, deshidratación, debilidad y vómitos. Hay un fuerte olor a acetona en la respiración. Necesita atención veterinaria urgente.

Infecciones

Los animales diabéticos tienen disminuidas las defensas por lo que desarrollan infecciones con más facilidad y éstas son más difíciles de combatir. Además, si se instauran disminuyen la acción de la insulina por lo que un animal que estaba controlado pasa a volver a beber mucho, etc.

Control veterinario

De manera rutinaria hay que acudir al veterinario.
Cuando el paciente está controlado (bebe y orina normal y come de manera adecuada sin ansia). Se hospitalizará durante 24 horas y se realizará una curva de glucosa. Después se revisará cada tres meses.

Tenemos que acudir al veterinario cuando:

  • Come, bebe y orina mucho.
  • Se encuentra débil o sin fuerza.
  • Ha tenido algún desmayo.
  • Vomita.
  • Hay que hacer una revisión.
  • Notamos algún signo anormal.

 

Fuente: www.veterinario-vetersalud.com

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Pastor australiano

Origen : Estados Unidos  Aunque existen muchas teorías acerca del origen del...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *