Setter

Se trata ciertamente de uno de los perros de caza más difundidos y con razón, debido a sus excelentes cualidades venatorias asociadas a su hermoso aspecto y a su expresión dulce y gentil.

Optimo perro de caza, que se presta a ser utilizado en los terrenos más variados y para diversos tipos de animales. Está dotado de un olfato muy fino, de buena velocidad y resistencia y de un carácter bonachón, afable y dulce, que con frecuencia lo lleva a ser elegido por personas que no son cazadores como perro de compañía.

Puede, perfectamente, decirse que el padre de este maravilloso perro de caza, de origen inglés, fue Sir Lawerack y, corrientemente, a esta raza se le da injustamente el nombre de Setter Lawerack, pues esta línea es muy rara en la actualidad. Hacia comienzos de la segunda mitad del siglo XIX, partiendo de los mejores perros entonces existentes en Gran Bretaña, Sir Lawerack, trabajando con una estricta selección, cruzando a menudo perros de estrecha consanguinidad, fijó el tipo actual sobre el cual después escribió, en 1872, una obra de gran interés que aún mantiene su vigencia.
A él siguió Mr. L. Llewellin, que afinó las formas e hizo más gentil el aspecto general del Setter. Pero si ésta es la historia más reciente, los orígenes del Setter son mucho más antiguos.
Descendiendo, probablemente, del Braco español, el Setter ya era conocido en Inglaterra en pleno Renacimiento como lo atestigua un escrito, fechado en 1570, del doctor Caius. Sin embargo, hasta finales del siglo XIX se constituyó casi exclusivamente en el perro de caza de los ingleses. A partir de ese momento comenzó su difusión por Europa, donde, de inmediato, fue apreciado por sus cualidades naturales de excelente cazador.
No sólo en Inglaterra se cuida y trata con esmero y estrictos criterios de selectividad a esta raza, sino que lo mismo sucede en otros países de Europa, donde el número de ejemplares criados es realmente elevado.
 
Por tanto, no resulta nada extraño ver cómo en muchas exposiciones caninas y en competiciones de trabajo europeas, los ganadores absolutos son por lo general ejemplares de criaderos que no son precisamente ingleses. Si el profesor Solaro dedicó muchos de sus estudios al Pointer, otro gran cinólogo, el profesor Fabio Cajelli, también investigó con gran cuidado y atención al Setter. Sobre las características generales de la raza inglesa, entre otras cosas ha escrito: "Su aspecto general debe denotar la predisposición al trabajo, gran facilidad de movimientos, músculos largos, buena osamenta, pero no demasiado fuerte, diámetros transversales no muy pronunciados". Nunca se recomendará bastante el descartar aquel Setter Inglés mastodónico, con abundante piel, linfático, con cabeza grande". APARIENCIA GENERAL
De tamaño mediano, contorno nítido y de apariencia y movimiento elegantes. TEMPERAMENTO / COMPORTAMIENTO
Muy amistoso y de carácter afable. Muy activo y con un agudo sentido para la caza. CABEZA Llevada en alto, larga y razonablemente seca.

REGION CRANEAL
Cráneo: Tiene forma oval entre las orejas, lo que proporciona suficiente cavidad al cerebro; protuberancia occipital claramente definida.
Depresión naso – frontal (Stop): Bien definida. REGION FACIAL
Trufa: Debe ser de color negro o hígado, según el color del pelo. Fosas nasales amplias. Hocico: Moderadamente alto y bastante cuadrado; la distancia del stop a la punta de la nariz deberá ser igual a la distancia que tiene el cráneo entre el hueso occipital y los ojos.
Labios: No muy colgantes.
Mandíbulas / Dientes: Los maxilares, de longitud casi igual, son fuertes, con mordida perfecta, regular y completa en tijera, es decir, que la cara interna de los incisivos superiores esté en contacto con la cara externa de los incisivos inferiores, y colocados en ángulo recto con los maxilares. La dentición completa es deseable.
Ojos: Brillantes, de mirada dulce y expresiva. Su color varía desde el avellana hasta el marrón oscuro, entre más oscuros mejor. Se aceptan ojos más claros solo en aquellos ejemplares de color hígado Belton. Los ojos deben tener forma oval y no ser protuberantes.
Orejas: Deben tener una longitud moderada, de inserción baja, colgar dobladas formando pliegues bien definidos, pegadas a los carrillos, aterciopeladas en las puntas y su parte superior debe estar cubierta de pelo fino y sedoso. CUELLO
Más bien largo, musculoso y seco, levemente arqueado en su parte superior; la unión con la cabeza debe estar claramente marcada; deberá ensancharse y ser más musculoso hacia las espaldas, aunque nunca deberá tener papada ni ser colgante, sino tener una apariencia elegante.

CUERPO
De longitud moderada.
Espalda: Corta y recta.
Lomo: Amplio, levemente abombado, fuerte y musculoso. Pecho: Bien descendido, profundo entre las escápulas debe ser larga. Costillas redondas, bien arqueadas y profundas; las falsas costillas están bien desarrolladas hacia atrás y emplazadas.

COLA
De inserción casi en línea con el dorso, de longitud mediana, que no llegue a la altura de los corvejones.
Debe ser levemente encurvada o en forma de cimitarra, pero en ningún caso con tendencia vertical.
Los flecos deben empezar ligeramente debajo de la base de la cola, haciéndose más largos a partir de la mitad, para luego disminuir gradualmente hacia la punta El pelo largo, brillante, suave y ondulado, pero nunca rizado.
En movimiento fustigo y no está llevada más arriba que el nivel del dorso.

MIEMBROS ANTERIORES
Hombros : Espaldas bien inclinadas hacia atrás u oblicuas.
Codos: Bien descendidos y pegados al cuerpo.
Antebrazos: Rectos, muy musculosos y con huesos redondos.
Metacarpos: Cortos, fuertes, redondos y rectos.

MIEMBROS POSTERIORES
Miembros bien musculosos, especialmente la pierna. Largos desde la cadera a los corvejones.
Muslo: Largo.
Articulación fémoro – tibio – rotuliana (Rodilla): Bien angulada.
Corvejones: Bien descendidos, sin desviarse hacia adentro o hacia afuera. PIES
Deben tener buenas almohadillas, fuertes, con dedos bien arqueados y juntos, cubiertos de bastante pelo. MOVIMIENTO
Movimiento libre y gracioso caracterizado por velocidad y resistencia. Movimiento libre de los corvejones exhibiendo un potente impulso de las extremidades posteriores. Visto desde atrás las articulaciones de la cadera, rodillas y corvejón deben estar en línea. La cabeza es llevada naturalmente alta. PELO
Debe ser ligeramente ondulado desde la parte posterior de la cabeza a nivel con las orejas, pero nunca rizado. En general, el pelaje debe ser largo y sedoso. La parte posterior de los muslos y de las extremidades anteriores casi hasta los pies deben estar bien provistas de flecos.

COLOR
Negro y blanco (azul Belton), naranja y blanco (naranja Belton), limón y blanco (limón Belton), hígado y blanco (hígado Belton) o tricolor, es decir, azul Belton y fuego o hígado Belton y fuego. Se prefieren aquellos ejemplares que no tengan en su cuerpo manchas grandes de colores, sino moteado (Belton) esparcido por todo el cuerpo. NOTA
« Belton » es el nombre especial utilizado para describir el moteado característico del pelaje del Setter Inglés.
Belton es un pueblo del Northumberland.

TAMAÑO Los machos: entre 65 y 68 cm (25,5 – 27 pulgadas). Las hembras: entre 61 y 65 cm (24 – 25,5 pulgadas).

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Bichon boloÑes

Sus orígenes se confunden con los del Bichon Maltés, ya que sus...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *