Salivación excesiva en los perros

Puede estar provocada por diferentes motivos.

El exceso de salivación en los perros puede suponer un verdadero problema en determinas razas que tienen un babeo constante, aunque por lo general los casos menos extremos no suponen un problema grave de salud. En el caso de observar un incremento importante de las babas o un olor diferente deberemos pensar que existe una alteración en el proceso de digestión y acudir al veterinario.

Ciertas razas tienden a babear más frecuentemente debido a su anatomía y no por enfermedad. Sin embargo, el perro puede sufrir una patología que induzca al babeo excesivo, como pueda ser la rabia o el moquillo, entre otras.

Tanto el jadeo como el babeo son formas que utiliza el perro para recuperar su temperatura (los humanos lo hacemos a través del sudor). Las funciones de refrigeración del animal son a través de un sistema de evaporación en la lengua, que enfría la sangra cerca de la cabeza y la garganta.

Si observamos que el babeo del perro es excesivo puede estar sufriendo alguna infección en la boca o en los dientes, un tumor salival o una enfermedad periodontal, que puede provocar que el perro salive por el dolor que está padeciendo o por un intento de limpiar su boca. El estrés también puede producirle un exceso de salivación.

Cómo evitar el exceso de salivación

Lo primero que tendremos si vemos que nuestro perro empieza a salivar más de lo habitual es revisar su boca, ya que se le ha podido quedar un objeto atascado como pueda ser una astilla. Un cuerpo extraño en su boca estimula la producción de glándulas salivales.

No le ofreceremos restos de comida ya que una dieta desequilibrada también puede provocarle un exceso de salivación. Además, si viajamos, es posible que el perro babee más de lo normal, por lo que les daremos poco o nada de comer en las horas previas al viaje (agua sí) y abriremos la ventanilla durante el trayecto. Si vamos parando el estómago del animal se irá asentando.

También secaremos la cara del animal para mantenerlo seco, tanto si babea si ha corrido solo o está excitado como si ha estado babeando sobre la cabeza de otro perro (en ese caso, limpiaremos a los dos).

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Madrid: El refugio

Protectora de animales en Madrid: El Refugio.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.