Reproducción de los jerbos

Debemos hacerlo con responsabilidad.

Los jerbos prefieren vivir en compañía de otros miembros de su especie y vivir en grupo es siempre beneficioso para ellos. La hembra y el macho se encargan del cuidado de las crías una vez que nacen, aunque si los dejamos juntos permanentemente se reproducen muy a menudo y tendrás muchas camadas de jerbos.

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que podrás hacerte cargo de las crías de jerbos y de sus cuidados, y deberás informarte bien sobre sus necesidades durante la gestación, el parto, los primeros días de vida… Asesórate con tu veterinario que dará las pautas a seguir.

Deberás optar por jerbos sanos y fuertes además de dóciles para que la crianza vaya bien. La madurez sexual del jerbo llega a las 10-12 semanas de vida y es fértil hasta los dos años. Deberás tener previsto todo lo necesario porque el proceso es rápido. Necesitarás tres jaulas equipadas: una para los reproductores y dos para separar hembras y machos.

Los jerbos que serán padres necesitan tiempo para adaptarse mutuamente, siendo esto más difícil si son los dos adultos y más sencillo si son menores de dos meses o si la hembra es joven y el macho adulto. Si notamos hostilidad, los separaremos en dos jaulas una al lado de la otra, o una dentro de la otra, o con un separador en la misma, hasta que comiencen a llevarse bien. Pueden pasar meses hasta que llegue el apareamiento. La hembra entra en celo una vez por semana y tras el cortejo el macho la montará cuando ella lo permita. Es un acto que dura un segundo y se produce varias veces. La pareja de jerbos debe estar junta durante el embarazo y cuidado de las crías.

El periodo de gestación de las hembras es de 30 días. Después, llegarán las crías, que no tendrán pelo, serán muy pequeñas y ciegas. Con los cuidados adecuados podrán dejar el nido a las dos semanas y a los 15 días se alimentarán por sí solas.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

El aseo del gato persa

Son mascotas limpias pero necesitan cuidados.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *