Rastreador montaÑes de baviera

Todos los perros guías y rastreadores proceden del perro más antiguo de cacería que es el sabueso.
Todos los sabuesos puros tienen un olfato muy fino para buscar el rastro, poseen gran seguridad y voluntad para el rastreo y ladran sin flaquear durante la cacería.
Originalmente se escogían los sabuesos más confiables y seguros de la jauría y, sujetados con una correa, se buscaba con ellos la pista perdida del animal salvaje que se estaba cazando. A partir de estos sabuesos más tranquilos y dóciles, se criaron mas tarde los perros guía (con quienes se trabajó un rastreo sano, frío y natural) y los perros rastreadores (dirigidos hacia la pista del animal herido, los así llamados “rastreadores corrompidos”).

Por medio de cruzamientos con razas relativamente cercanas desde el punto de vista genético, realizados al final del siglo XVIII y principios del siglo XIX, surgió el actual Rastreador de Hannover. Después de la Revolución de 1848 cuando se desintegraron los grandes distritos y se reemplazaron los antiguos métodos de cacería por la cacería con armas de fuego perfeccionadas, tales como la escopeta y la paranza, el perro fue utilizado “después del tiro”.

Pero no se podía prescindir de la especialización de trabajo seguro con correa, de la cacería con ladridos, de la perseverancia y resistencia en los distritos montañosos.

En dichos lugares, se comprobó que el Perro de Rastro de Hannover era demasiado pesado. Para poder lograr estas características deseables también en regiones montañosas difíciles, el Barón Karg-Bebenburg, Reichenhall, crió después de 1870 al Perro de Rastro Montañés más ligero, noble y castizo al cruzar rastreadores de Hannover con el Sabueso Rojo de Montaña.
 
Estos perros desplazaron cada vez más a otras razas de los distritos montañosos, de manera que el Perro de Rastro Montañés de Baviera se ha convertido en la actualidad en el
acompañante clásico del cazador profesional y de los guardabosques. En 1912 fue fundado el “Club de rastreadores montañeses de Baviera” con sede en Munich. Es la única asociación reconocida en Alemania para la crianza de rastreadores montañeses de Baviera. APARIENCIA GENERAL
Es un perro en general armónico, más ligero, muy activo y musculoso, de tamaño mediano.
El cuerpo es un poco alargado y elevado en su región posterior; se mantiene sobre extremidades no muy largas. La cabeza la lleva horizontal o un poco erguida; tiene la cola con un porte horizontal o un poco inclinada hacia abajo.
 
TEMPERAMENTO / COMPORTAMIENTO Es tranquilo y equili­brado; apegado a su dueño y desconfiado de los extraños. Se requiere que el perro sea firme, seguro de si mismo, intrépido y dócil, sin ser tímido ni agresivo.

REGION CRANEAL
Relativamente amplia, poco redondeada, con la frente bien marcada, arcos superciliares bien desarrollados y protuberancia occipital poco pronunciada.
Depresión naso – frontal (stop): marcada.

REGION FACIAL
Trufa: de buen tamaño, no demasiado ancha, orificios nasales bien abiertos, de color negro o rojo oscuro. Hocico: un poco separado delante de los ojos, ligeramente más corto que el cráneo, suficientemente amplio, no es puntiagudo. La caña nasal un poco arqueada o recta.
Labios: labio superior cayendo bien sobre el labio inferior, moderadamente gruesos. Son bien visibles las comisuras de los labios. Dientes: mandíbulas poderosas con una mordida de tijera per­fecta, regular y completa, en lo que los incisivos superiores se sobreponen a los inferiores sin dejar espacio; los dientes son implantados verticalmente en el maxilar. Debe tener 42 dientes sanos según la formula dental.
Se permite la mordida de pinza.
Mejillas: resaltan moderadamente.
Ojos: limpios, con una expresión atenta.
No demasiado grandes ni redondos.
De color marrón oscuros o más claros.
Párpados bien adherentes y pigmentados.
Orejas: algo más que moderadamente largas, deben alcanzar como máximo hasta la trufa; pesadas, de inserción alta y amplia, redondeadas en su borde inferior, cuelgan hacia abajo pegadas a las mejillas pero sin doblarse.

CUELLO
Medianamente largo y fuerte. La piel de la garganta es un poco floja.

CUERPO Línea superior: asciende desde la cruz hasta la grupa.
Cruz: poco marcada. Transición fluida del cuello hacia la espalda.
Espalda: fuerte y elástica.
Lomo: proporcionalmente corto, amplio, con buena musculatura.
Grupa: larga y bastante plana.
Pecho: moderadamente amplio, con antepecho bien desarrollado, caja torácica ovalada, profunda y larga, con costillas llevadas bien hacia atrás. Línea inferior y vientre: asciende gradualmente hacia la región posterior del cuerpo, vientre ligeramente retraído. COLA
De longitud media que alcanza como máximo hasta la articulación tibio-tarsiana; de inserción alta, la lleva horizontal o ligeramente inclinada hacia abajo. MIEMBROS ANTERIORES
Generalidades: vistas desde el frente son rectas y paralelas, y vistas de lado se observan bien aplomadas bajo el cuerpo. Presentan buenas angulaciones.
Hombros: fuertemente musculosos. Escápulas oblicuas y dirigidas hacia atrás.
Brazo: largo, con una musculatura fuerte y delgada. Codos: adheridos al cuerpo, sin desviaciones hacia afuera o hacia adentro.
Antebrazo: vertical y delgado. Con huesos fuertes y muy buena musculatura.
Articulación del carpo: fuerte.
Metacarpo: un poco dirigido hacia adelante.
Pies anteriores: con forma de cuchara, dedos bien arqueados y unidos entre sí con almohadillas suficientemente acojinadas, duras, resistentes y bien pigmentadas.
Se colocan en el piso en forma paralela, sin desviaciones hacia afuera o hacia adentro tanto cuando está de pie como durante el movimiento. Uñas de color negro o color cuerno.

MIEMBROS POSTERIORES Generalidades: huesos fuertes. Vistos desde atrás son rectos y paralelos. Buenas angulaciones.
Muslo: ancho y muy musculoso.
Rodilla: fuerte.
Pierna: relativamente larga, musculosa y tendinosa.
Articulación tibio-tarsiana: fuerte
Metatarso: corto, en posición vertical.
Pies posteriores: en forma de cuchara, con dedos bien arqueados y unidos entre si, así como almohadillas suficientemente acojinadas, duras, resistentes y bien pigmentadas.
Se colocan en el piso en forma paralela al estar de pie o durante el movimiento, sin desviaciones hacia afuera o hacia adentro.
Uñas de color negro o color cuerno. MOVIMIENTO
Abarca el terreno, con buen avance y excelente impulso, los miembros anteriores y posteriores rectos y paralelos, movimiento ligeramente elástico.

PIEL
Gruesa, firmemente adherida. PELO
Es denso, pegado, liso, moderadamente áspero, con poca brillantez; es mas fino en la cabeza y orejas, más áspero largo en el vientre, extremidades y cola.

COLOR
Rojo oscuro, rojo cervuno, rojo ma­rrón, rojo amarillento, también amarillo pálido (color panecillo), gris rojizo como el pelo de invierno del venado rojo, también atigrado o salpicado oscuro. En la espalda, el color básico es en general mas intenso. Hocico y orejas oscuras. La cola es casi siempre salpicada oscura. Se permite una mancha pequeña y clara en el pecho (estrella del sabueso).

TAMAÑO
Altura a la cruz: Machos: 47 – 52 cm. –  Hembras: 44 – 48 cm.
Tanto el macho como la hembra nunca se admite tolerancia en el mayor o menor tamaño.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

El periquito

Son grandes compañeros y necesitan de ciertos y sencillos cuidados diarios.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *