Los cinco problemas digestivos más comunes en el perro

problemas digestivos perro
Es importante llevar al perro al veterinario al menor síntoma y seguir sus indicaciones al pie de la letra.

Los problemas digestivos de los perros suelen ser las razones más habituales por las que nos vemos obligados a llevarle al veterinario. Es importante que vigilemos de cerca al can y, en el momento en que creamos que puede estar sufriendo un trastorno digestivo, ir al veterinario rápidamente.

Habitualmente estos problemas digestivos en los perros se muestran en forma de vómitos o diarreas. Es decir, como los humanos. Sin embargo, no debemos quedarnos ahí. Tendremos que estar atentos a otro tipo de alteraciones que también pueden ser avisos de que nuestro perro tienen alguna enfermedad: ruidos en el estómago, flatulencias o comer menos de lo habitual, son algunas de ellas.

Los habituales problemas digestivos de los perros

Si los síntomas más normales son los apuntados anteriormente, cualquiera de ellos puede suponer que el perro sufre alguna de estas cinco enfermedades:

  1. Gastritis: no es más que una hinchazón del estómago.
  2. Sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado.
  3. Pancreatitis: es la inflamación del páncreas o también puede deberse a que este órgano no produce el número necesario de enzimas digestivas, lo que provocará que el animal no pueda digerir con normalidad los alimentos que coma.
  4. Colitis, diarrea: todos conocemos los síntomas, porque son los mismos que en los humanos. Se produce por inflamación del intestino grueso.
  5. La última de las opciones más normales es una simple reacción contraria a algo que ha comido. Dicho vulgarmente, “que algo le ha sentado mal”.

Estas cinco patologías suelen ser las más habituales cuando el perro tiene problemas estomacales. Al igual que en el caso de las personas, es probable que el veterinario decida atacar la enfermedad con medicamentos. También, si el can sufre colitis o diarrea, es conveniente que tome vitaminas que le ayuden a recuperarse de la lógica debilidad provocada por la enfermedad.

A los humanos se nos suele decir que no nos automediquemos. Aunque muchas veces no hacemos caso. En el caso de los problemas digestivos del perro se puede aplicar el mismo consejo. Debemos seguir al pie de la letra lo que nos diga el veterinario. Si nos recomienda una dieta, eso es lo que comerá el perro. Nada de inventos caseros o dietas mágicas de Internet. Si queremos que el perro se recupere, hagamos caso a los profesionales.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Óscar
Escrito por
Óscar
Más artículos de Óscar

Las diez mascotas exóticas que triunfan

Serpientes, cerdos, guacamayos, osos perezosos, hay algunas especies que, realmente, nos sorprenderá...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.