Pogona vitticeps o dragón barbudo

Es una mascota fácil de cuidar y muy amigable.

El dragón barbudo (Pogona vitticeps) es uno de los animales exóticos más de moda actualmente. Se trata de una mascota que se adapta fácilmente a vivir con el ser humano y tiene buen comportamiento. Además, es fácil de mantener.

Se pueden tener varios ejemplares de dragón barbudo (Pogona vitticeps) en el mismo terrario, procurando tener un macho y varias hembras y nunca dos machos juntos, debido a la posible aparición de problemas de territorialidad. Es un animal terrestre con hábitos diurnos y por el día se colocará debajo del foco de calor.

El terrario deberá estar adaptado a sus medidas y con una temperatura de entre 27 y 31 grados por el día y con un punto de calor en el foco de unos 35 grados, por la noche bajará hasta 23ºC. Deberá disponer de un recipiente de agua de forma permanente para que beba. También rociaremos de vez en cuando las piedras del terrario para simular el rocío de su hábitat natural. Como ya se ha explicado, deberemos colocar un foco de calor y una bombilla de 10.0 de rayos UVA.

En cuanto a la alimentación del dragón barbudo (Pogona vitticeps) , cuando son jóvenes les gusta comer grillos, saltamontes, cucarachas, etc., con un complemento de verduras. Cuando crecen ya estarán acostumbrados a este tipo de dieta. Además, espolvorearemos las presas con un complemento de calcio unas dos o tres veces por semana, y con vitaminas una vez a la semana.

El dragón barbudo (Pogona vitticeps) es originario de las regiones desérticas y semidesérticas de Australia. Los ejemplares machos adultos pueden llegar a medir 60 centímetros de lago y a pesar 450 gramos. A veces puede rasguñar el vidrio del terrario al verse reflejado, algo que le molesta, también le agobia un poco si ve una mano humana u otra mascota. Cuando apaguemos el alumbrado por la noche es aconsejable tapar el terrario para que no le moleste la luz de fuera y pueda dormir bien.

A veces rasguña el vidrio del terrario, va a salir a comer y al verse reflejado se molesta. Puede tensionarse también al ver una mano humana, un perro u otra mascota. Una vez apagado el alumbrado, puede ser que ponga la cabeza bajo el sustrato, porque es molestado por un elemento exterior (TV, PC, luz…); entonces debe ponerse algún paño o trapo sobre el terrario para que pueda dormir tranquilamente.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

La salud del ratón

Os resumimos algunas enfermedades que puede sufrir nuestra mascota.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *