Plantas para nuestro acuario

Deberemos tener en cuenta muchos factores para una correcta convivencia con nuestros peces.

A la hora de acondicionar nuestro acuario podemos colocar plantas en su interior. Es importante que, cuando busquemos, lo hagamos por su nombre científico, ya que el comercial puede cambiar de un sitio a otro y si no ha examinado a fondo su compatibilidad puede que mueran en menos de un mes. Algunas plantas se venden como acuáticas cuando en realidad son terrestres o palustres (por encima del agua). Los expertos de Purina nos recomiendan tener cuidado con:

  • Musgo de pino terrestre (Lycopodium)
  • Planta de aluminio (Pilea cadairei)ç
  • Arruga (Hemigraphis)ç
  • Planta araña (Chlorophytum)
  • Sandriana, planta dragon verde (Dracena sanderana)
  • Mondo césped, planta de fuentes (Ophiopogon japonicus)
  • Prisa japonesa (Acorus gramineus)

Cuando vayamos a comprar las plantas, deberemos pensar qué tipo de acuario queremos y qué plantas son las más adecuadas, si queremos planta de primera línea o de fondo, de mucha o poca luz, frondosa o ligera, de crecimiento rápido o lento. A partir de ahí, veremos qué nos ofrece el mercado con esas características.

En segundo lugar, vigilaremos que la planta que vamos a comprar no tenga tallos rotos, presente un color amarillento o poco pigmentado en las hojas, que no tenga algas u otra señal de que la planta no está en perfectas condiciones. A lo mejor no se encuentra la planta perfecta, pero por lo menos sabremos ‘limpiarla’ de hojas degradadas.

Tipos de plantas

Es necesario conocer y estudiar un poco las plantas antes de decorar nuestro acuario, ya que tienen distintos comportamientos y reacciones en función de su entorno. Nos conviene saber qué color tienen, qué necesidades y, sobre todo, que no sean comestibles para los peces que vamos a tener.

Existen cuatro grandes grupos de plantas:

1.- Plantas de tallo

Se caracterizan por tener un sólo tallo, a lo largo del cual presentan anillos de donde salen las hojas o las raíces. Utiliza las raíces para sujetarse al suelo y las hojas para absorber alimento. Crece bastante, por lo que conviene podar.

Especies: Cabomba caroliniana, Hygrophilas, Ludwigias, Vallisneria asiática, Bacopa monnieri, Limnophila sp., Rotala sp

Plantado: introducir varios anillos en la tierra para que la planta eche raíces. Para propagar las plantas de tallo, corte el tallo y replante la parte superior. Si deja plantada la parte inferior (planta madre), crecerán nuevos brotes. Es importante dejar nodos en los extremos.

2.- Plantas de bulbo

Son individuales y destacan esculturalmente en nuestro acuario.

Especies: Aponogeton sp, Crinum sp., Nymphaea sp., Barclaya sp.

Plantado: suelen plantarse aisladas. Rechazaremos los bulbos dañados, que presenten zonas ennegrecidas o blandas. Hay que dejar que la cabeza del bulbo esté por encima del sustrato. Cuando eche raíces, éstas hundirán el bulbo hasta donde haga falta. Para que el bulbo sobreviva mucho tiempo, hay que someterlo a periodos de ‘hibernación’. Para ello se lo mantiene durante 3 ó 4 meses en un recipiente con arena húmeda a baja temperatura.

3.- Plantas de raíz o roseta.

Desde el cuello o corona salen las hojas, por un lado, y las raíces, por el otro.

Especies: Echinodorus sp., Cryptocoryne sp., Vallisneria sp.

Plantado: se recomienda recortar las raíces antes de plantar y hacer un agujero en el sustrato antes de enterrarlas. Luego tirar levemente de la planta hacia arriba para que las raíces queden apuntando al suelo con mayor verticalidad. Es recomendable eliminar las hojas malas y recortar las raíces para impulsar su crecimiento.

4.- Plantas de rizoma.

El rizoma es parecido al tallo, pero es más grueso y crece en horizontal. Por un lado, genera hojas, por el otro un sistema de sujeción con forma de araña.

Especies: Anubias sp., Microsorium sp., Bolbitis sp.

Plantado: estas plantas se reproducen a partir de un individuo más grande que cuente con varias hojas. El abono líquido les va muy bien, debido a que sus raíces funcionan principalmente como anclaje.

De una planta, por tanto, deberemos conocer como mínimo el grado de iluminación necesario, la riqueza del suelo que requieren, la temperatura y características físico – químicas del agua y la talla que puede alcanzar.

 

Fuente: Purina.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

¿Donde poner el baño a nuestro gato?

Indicaciones de dónde y cómo acostumbrar a su mascota a ser limpio.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *