El pez monjita

Es un pez fácil de cuidar y que convive bien con otras especies.

El pez monjita es una especie buena para un acuario de principiantes puesto que no exige excesivos cuidados, aunque es muy sensible a la enfermedad del punto blanco. El pez monjita puede llegar a medir 5,5 centímetros pero no precisa de acuarios muy grandes para sobrevivir en perfectas condiciones.

El agua del acuario debe estar con un ph de 6 a 8 para que el pez monjita viva sano y una temperatura de entre 20 y 26 grados, y aunque prefiere los acuarios con luz tenue también se adapta muy bien a los que están iluminados.

Al pez monjita le gusta vivir en acompañado de plantas altas como Echinodoruso Cambomba y con un fondo y sustrato oscuros. Incluiremos también un filtro para que haga algo de corriente en el agua. Es un pez activo y muy pacífico apto para acuarios comunitarios, se encuentra cómodo conviviendo en grupo.

El cuerpo del pez monjita es alto y plano, con ojos grandes y la boca mirando hacia arriba. Es ovíparo y fácil de criar. Se trata de una especie originaria de Argentina, Brasil y Paraguay y suele vivir entre tres y cuatro años.

En cuanto a la alimentación del pez monjita, acepta bien la comida seca en escamas y si queremos que tenga un colorido más bonito, le podemos dar alimento vivo de manera frecuente, como larvas de moscas del vinagre o de mosquito, cyclops y nauplius de artemia salina.

El pez monjita puede sufrir cualquier de las enfermedades propias de los peces tropicales, aunque son especialmente sensibles a las fungosis del género saprolegna que se instalan en heridas que se produce cuando se roza con maderas puntiagudas o rocas.

Foto: foro.acuarios.es

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

San bernardo

Bernhardine En el puerto de montaña del Gran Monte St. Bernhard, a...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *