Cuidar mascotas

El perro salchicha

perro salchicha

El perro salchicha era originariamente un perro de caza (su nombre en alemán  dachshund significa “perro tejón”), es la raza con las patas más cortas y el cuerpo más largo y necesita unos cuidados específicos debido a su constitución y morfología.

El perro salchicha no se puede coger como al resto de perros debido a su largo cuerpo, por eso hay que sujetar los extremos mientras coges la espalda con la otra mano, nunca cogerlo por las patas ni por  la cabeza. Tampoco debe subir o bajar escaleras, ya que cuando sube hace presión en las espalda y ésta se dobla, y cuando baja hace presión en los discos. La correa que debemos usar con el perro salchicha ha de ser ligera y con ganchos metálicos no muy grandes, las hay específicas para perros pequeños. También es malo para su espalda que salte y que se siente en sus patas traseras.

En cuanto a los cuidados del perro salchicha, cortaremos sus uñas, lo bañaremos con champú especial y le daremos una dieta especial para esta raza que nos dirá nuestro veterinario. Evitaremos sobre todo que se ponga gordo porque eso puede afectarle mucho a su salud, si vemos que coge kilos podemos reemplazar parte de su dieta con un puré de calabaza en lata, por ejemplo. El sobre peso puede venir por falta de ejercicio o por una mala alimentación, y puede conllevar problemas de hernia discal en los cuartos traseros.

El perro salchicha es un perro cariñoso, le gusta jugar y congenia muy bien con todas las personas principalmente con los niños. Ese origen cazador del que hablábamos antes le confiere un carácter aventurero y valiente, algo independiente, pero es un pero simpático, fiel, muy listo y fácil de cuidar.

Salir de la versión móvil