Mastin espaÑol

  
Origen: España
Esta raza esta íntimamente ligada a la trashumancia y, en especial, al ganado merino, al cual ha acompañado durante siglos, defendiéndolo del lobo y demás predadores.
Aunque se la considere una raza autóctona de España, es evidente su procedencia de los mastines orientales. De todos modos, es una raza ya fijada desde hace siglos y criada especialmente en las regiones de La Mancha y Extremadura, donde era empleado para cuidar los establos y las majadas.
El aspecto general es el de un perro muy robusto y sólido.
Alcanza en los machos una alzada a la cruz de 70 cm., con un peso aproximado de 50 a 60 kg. Conjuntamente con el Mastín de los Pirineos, se diferencia notablemente de todos los otros mastines por el hocico que es bastante largo con stop poco acentuado.

El cráneo es relativamente ancho y convexo con orejas pequeñas, insertas por encima de la línea de los ojos y que caen planas sobre las mejillas. Ojos no muy grandes, con expresión atenta e inteligente, de un hermoso color ámbar muy oscuro.

Cuello potente y musculoso; tronco un poco más largo que la alzada a la cruz, con tórax bien desarrollado y grupa ovalada; extremidades fuertes y bien aplomadas. Capa con pelo no demasiado largo pero abundante, fino y delicado al tacto. Aspecto general del perro
Es un perro de gran talla, hipermétrico y mediolíneo. Bien proporcionado, muy potente y musculoso. Esqueleto compacto. De gran cabeza y pelo semilargo. Proporciones importantes
Largo del cuerpo superior a la altura a la cruz. Longitud del hocico/longitud del cráneo =  4/6. Perímetro torácico mínimo = alzada a la cruz + 1/3.
 
Comportamiento
Rústico, cariñoso, manso y noble, resulta un perro de gran firmeza frente a las alimañas y los extraños, en especial cuando se encuentra defendiendo fincas o ganados. Su ladrido es ronco, grave y profundo, de gran intensidad, percibiéndose a considerable distancia. Se trata de un perro muy inteligente, no desprovisto de belleza. Su expresión manifiesta ambas cualidades. En su comportamiento se observa que es un perro seguro de si mismo, dosificador de sus fuerzas por ser conocedor de su enorme potencia. Deben descartarse para la reproducción los ejemplares excesivamente tímidos, cobardes y desequilibrados. Cabeza
Grande, fuerte y tronco piramidal de anchas bases. El conjunto cráneo-cara, visto superiormente, debe ser cuadrado y uniforme, y sin una disminución muy marcada entre la base de la cara y los temporales. Los ejes del cráneo y del hocico, moderadamente divergentes.
Depresión fronto-nasal: suave, poco acentuada. Región craneal
Cráneo ancho, fuerte, de perfil subconvexo. La anchura del cráneo será igual o superior a su longitud. Senos frontales acentuados. Cresta occipital marcada. Región facial
Perfil recto. Vista dorsalmente aparece moderadamente rectangular, disminuyendo paulatinamente hacia la trufa, conservando una ostensible anchura. En ningún caso puntiaguda.
Trufa, nariz: negra, húmeda, grande y ancha.
Labios
El superior cubrirá ampliamente el inferior; el inferior, con mucosas desprendidas, forma comisura labial bien desprendida. Las mucosas han de ser negras.
Dientes
Blancos, fuertes y sanos. Colmillos grandes, afilados y formando buena presa. Molares fuertes y potentes. Incisivos más bien pequeños. Mordida en tijera. Existen todos los premolares. Ojos
Pequeños en relación al cráneo, almendrados, preferiblemente oscuros, de color avellana, de mirada atenta, noble, dulce e inteligente, de gran severidad ante un extraño. Párpados de piel gruesa, pigmentados en negro. El párpado inferior deja ver parte de la conjuntiva. Orejas
Medianas y caídas, de forma triangular, planas. Insertadas por encima de la línea de los ojos. En reposo, caídas y pegadas a las mejillas, sin resultar demasiado adosadas al cráneo.
En atención, separadas de la cara y parcialmente erguidas en su tercio supero posterior.
No deben ser amputadas.

Cuello
Troncocónico, ancho, fuerte, musculoso y flexible. Piel gruesa y despegada. Papada doble de amplio desarrollo.

Cuerpo
Rectangular. Fuerte y robusto, denotando gran potencia, pero flexible y ágil.
Línea superior: recta, horizontal; incluso en movimiento.
Cruz: bien marcada.
Dorso: potente, musculoso.
Pecho: ancho, profundo, musculoso y poderoso. La punta del esternón marcada. Costillas con amplios espacios intercostales y redondeadas, no planas. Lomo largo, ancho y poderoso, se estrecha a medida que llega al ijar.
Grupa: ancha y fuerte. Su inclinación es de unos cuarenta y cinco grados con relación dorso lumbar y a la horizontal al suelo. Alzada a la grupa igual a la alzada la cruz. Línea inferior: vientre muy moderadamente recogido; los ijares descendidos y los flancos muy amplios. Cola: de nacimiento muy grueso e inserción media. Fuerte, flexible y poblada de pelo más largo que en el resto del cuerpo. En reposo, su porte es bajo, llegando cumplidamente hasta los corvejones, a veces acodada en su cuarto final. Cuando el animal está en movimiento o excitado, la levantará en sable, con rosca en su final, pero nunca doblada en su totalidad, ni descansando sobre la grupa. Extremidades anteriores
Perfectamente aplomadas. Rectas y paralelas vistas de frente.
Espaldas: oblicuas, muy musculosas. Más largas que el antebrazo.
Brazo: fuerte, de longitud similar a la escápula.
Codos: bien pegados al tórax.
Antebrazo: fuerte, de hueso perpendicular. Su longitud será el triple de la de la caña.
Carpo y metacarpo: visto lateralmente, poco inclinado. Es prácticamente la continuación del antebrazo. Fuerte de hueso y potente metacarpo.
Pies: de gato. Dedos apretados. Falanges fuertes, altas y bien curvadas. Uñas y tubérculo plantar robustos y duros. Membrana interdigital moderada y provista de pelo. Extremidades posteriores
Potentes y musculosas. Lateralmente, adecuadas angulaciones, amplios ángulos articulares. Correctos aplomos, vistos de frente y de perfil
Muslo: fuerte y musculoso.
Pierna: larga, musculosa y fuerte de hueso.
Corvejón: bien marcado, con nítida apreciación de tendón, sin desviaciones.
Pies: de gato, ligeramente ovalados. Presencia o no de espolones, que pueden ser simples o dobles, admitiéndose su amputación.(en el antiguo estándar se exigía la presencia de espolones dobles). Andadura
La marcha preferida es el trote, que ha de ser armónico, poderoso, sin tendencia a la lateralidad. Sin ambladura. Piel
Elástica, gruesa, abundante y de color rosáceo, con pigmentaciones más oscuras. Todas las mucosas serán negras. Pelo
Tupido, grueso, semi largo, liso, repartido por el cuerpo hasta los espacios interdigitales.
Se distinguen dos tipos de pelo: uno de cobertura sobre el dorso y otro de protección sobre los costillares y flancos.
Más corto en los miembros y más largo y sedoso en la cola.

Color
Indeterminado, siendo más apreciados los colores uniformes: amarillos, leonados, rojos, negros, lobatos y cervatos. Asimismo, apreciados los colores combinados: atigrados, cervatos y píos.

Talla
No existen límites máximos de talla, siendo más apreciados, dentro de armoniosas proporciones, los ejemplares de mayor alzada.
Límites mínimos: Machos: 77 cm. –  Hembras: 72 cm.
Estas alzadas se desea que sean superadas ampliamente, siendo conveniente rebasen los machos los 80 cm. y las hembras los 75 cm.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Cobaya de pelo largo

Necesita más cuidados para mantenerlo sano.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *