Mantas térmicas y alternativas para dar calor a los reptiles

Nuestras macotas necesitan calor externo para regular su temperatura.

Los reptiles precisan de una fuente externa de calor para poder así regular la temperatura de su cuerpo. Son de sangre fría, pero no saben conservar el calor metabólico que producen. Por eso, necesitaremos hacernos con algunos artículos que existen para aumentar la temperatura del terrario y así nuestra mascota se encuentre en un ambiente agradable. Existen para ello mantas térmicas, lámparas de rayos ultravioleta, rocas que dan calor, etc.

La manta térmica es uno de los accesorios indicados para que los reptiles conserven su temperatura. Es una banda transparente que se pega por la parte exterior del terrario. Las hay de distintos tamaños, según las medidas del área que queramos regular. Con la manta térmica podremos calentar el substrato, aunque tendremos en cuenta que deberemos dejar algunas zonas frías para que los reptiles dispongan de la posibilidad de cambiar de temperatura y realizar así la termorregulación.

Si en lugar de en el exterior colocamos la manta térmica en la base del terrario añadiremos substrato porque si no podremos quemar la piel de los reptiles. Tanto el grosor de la capa de substrato como el tipo de substrato que utilicemos serán factores determinantes par que el calefactor sea eficaz, ya que tienen que ser buenos transmisores de calor. Esto es ideal para reptiles tipo iguanas o varanos, que están activos por el día. Si el animal se mueve reptando, es más conveniente instalar el calor en la parte de arriba con rayos ultravioleta.

Adornos térmicos

También existe la posibilidad de colocar los denominados adornos térmicos. Los hay en forma de cuevas o rocas donde los reptiles pueden descansar o refugiarse. Estos elementos desprender calor y proporcionan a la mascota su temperatura adecuada de forma práctica y eficaz.

No obstante, siempre deberemos tener cuidado a la hora de su colocación, ya que pueden ocasionarle quemaduras al reptil. Podemos colocar un termómetro en el terrario para asegurarnos de que todo funciona bien, e incluso muchas de estas cuevas o rocas incorporan un termostato que mantiene el clima adecuado para el animal y reduce los grados cuando anochece hasta mantenerlos entre 5 y 10ºC. Así protegen a los reptiles de las variaciones peligrosas de temperatura, porque al alcanzar el calor deseado los sistemas de calefacción se desconectan.

Otras alternativas

Para dar calor a nuestros reptiles existen otro tipo de artículos además de los antes mencionados, tales como cables que se insertan en el substrato del terrario, aunque para evitar accidentes relacionados con la electricidad se suelen colocar directamente en la parte exterior del terrario, ya que su composición facilita la rápida propagación del calor por todo el terrario. La podemos usar de calefacción de día para los reptiles que viven en el suelo y como emisor de calor para los que duermen en las ramas.

Por otra parte, también existen lámparas de cerámica. Se trata de un radiador que da calor de manera parecida al sol pero no produce luz. Esto permite calentar al reptil de forma más eficaz, ya que la calefacción por infrarrojos penetra rápidamente en las escamas y en el tejido de la piel, estimulando el calentamiento. Además, dilata los vasos sanguíneos y aumenta la circulación de la sangre.

Finalmente, la iluminación ultravioleta es recomendable instalarla en un área donde no pueda haber contacto directo con el reptil. Además de calor da luz y también se recomienda que sea pequeña para incrementar la temperatura de manera parcial.

 

Fuente: facilisimo.com

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Sabueso de transilvania

Perro utilizado para la caza (Sabueso). Está capacitado para cazar aún a...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *