Lebrel polaco

Origen: Polonia
Perro para la caza no sólo de la liebre, zorro, corzo y avutarda, sino también del lobo.
La presencia del Lebrel Polaco en Polonia está documentada desde el siglo XIII.
Estos perros son verosímilmente descendientes de lebreles asiáticos de tipo Saluki. No es posible que el Lebrel Polaco sea el resultado de un cruce entre el Greyhound y el Lebrel Ruso, como afirma el autor Ruso Sabaniejew, siendo el Lebrel Ruso desconocido en el siglo XVI antes del reino de Iván El Terrible.

La mención del Lebrel Polaco en la literatura, especialmente en la literatura de caza, es frecuente y las descripciones iconográficas son llamativamente uniformes. Este aspecto general uniforme en dibujos y pinturas indica que, a pesar de varias cruzadas, el aspecto original de la raza es prácticamente invariable hasta el final del siglo.

APARENCIA GENERAL El Lebrel Polaco es un perro de gran talla, poderoso, musculoso, netamente más fuerte y menos fino de formas que los otros lebreles de pelo corto (sin embargo no debe ser pesado ni linfático).

Por su aspecto, está cerca del tipo del lebrel asiático, que es su ancestro. La fuerte osamenta, la estructura compacta del cuerpo, la musculatura neta y los maxilares poderosos testimonian que este perro ha sido utilizado para la caza en las condiciones difíciles del clima polaco.
 
Los ojos expresivos, de mirada despierta y penetrante, juegan un papel importante en el aspecto general del Lebrel Polaco. PROPORCION IMPORTANTE
La proporción de la longitud del cuerpo en relación a la altura a la cruz debe ser de 10,2-10,3 : 10.

TEMPERAMENTO/COMPORTAMIENTO
El Lebrel Polaco es maestro de él mismo, confiado, reservado y valiente. En persecución es rápido y resistente.
En acción reacciona rápidamente y brutalmente. CABEZA
Fuerte, seca y larga.
La longitud de la cabeza en relación a la altura a la cruz, en los machos, es de 37-39 : 100, en las hembras de 36-38 : 100.
La longitud del hocico en relación a la longitud de la cabeza es de 1:1, pero el hocico puede ser ligeramente más largo.
La proporción de la anchura de la cabeza a nivel de las arcadas cigomáticas en relación a la longitud de la cabeza es alrededor de 38 : 100.
La proporción deseable entre el perímetro del hocico delante de las órbitas y la longitud de la cabeza es alrededor de 80 : 100. REGION CRANEAL
Cráneo: La parte superior del cráneo debe ser plana; surco frontal poco acusado, de una profundidad deseable de 5 mm. Protuberancias frontales y arcadas supra-orbitales poco marcadas. El perfil del cráneo debe fundirse perfectamente con el perfil del hocico.
Depresión fronto-nasal (Stop): Muy poco marcada.
 
REGION FACIAL
Trufa: Negra u oscura, grande, sobresale por encima de los labios. Hocico: Fuerte, estrechándose hacia la trufa de una manera tan suave que no da la impresión de ser puntiagudo, sino más bien de ser chato para un lebrel. La posición de la trufa es de preferencia un poco debajo de la línea de la caña nasal. Las líneas superiores del hocico y del cráneo deben ser ligeramente divergentes.
Labios: Largamente dibujados, secos sin exceso; en la primera parte del hocico pueden formar un pliegue mínimo cubriendo los bordes pigmentados del labio inferior, pero jamás son colgantes y no enmascaran el maxilar inferior. Mandíbulas / Dientes: Maxilares y dientes fuertes; articulación en tijera, aceptable en tenaza.
Ojos: Los ojos oscuros son deseables; según el pelaje del perro el iris es de un tinte que va del marrón oscuro al color del ámbar; son expresivos, bastante grandes, dispuestos ligeramente sesgados (ojo en almendra).
La expresión de los ojos debe ser característica : despierta y penetrante.
Orejas: De tamaño mediano, bastante estrechas; si son plegadas hacia adelante, sus extremos tocan fácilmente los ángulos internos de los ojos. Implantadas a la altura de los ojos. El pabellón de la oreja tiene un cartílago relativamente blando; las orejas dan la impresión de ser bastante carnosas.
Portes admitidos de las orejas:
– Plegadas hacia atrás, tocando el cuello.
– Posición en forma de techo.
– En estado de excitación orejas erguidas enteramente, o con el extremo ligeramente quebrado hacia adelante. CUELLO
Largo, musculoso, poderoso, de perfil oval, elevándose suavemente a partir de la línea de la cruz; cabeza llevada bastante alta (el Lebrel Polaco en reposo lleva la cabeza ligeramente más baja que el Greyhound). CUERPO
Cuando el perro está en posición libre, la altura a la cruz debe ser igual a la altura del punto culminante de la grupa. Cruz: Pequeña, pero marcada.
Línea superior: Recta en la región torácica, ligeramente abovedada en la región lumbar.
En las hembras, la línea superior casi recta en la región lumbar no es un defecto.
Lomo: Ancho y musculoso.
Grupa: Grupa oblicua, en suave pendiente, larga, musculosa y ancha; las puntas de las caderas muy espaciadas (la anchura entre las puntas de las caderas representa el 12-14 % de la altura a la cruz.
Pecho: Caja torácica muy espaciosa, bien descendida (el ideal es una caja torácica llegando hasta la punta del codo en la región esternal); moderadamente ancha visto de frente; las costillas posteriores deben ser netamente arqueadas, pero no en aro de tonel.
Costillas largas, emplazadas sesgadas en relación a la columna vertebral.
Esternón largo. Vientre recogido. COLA
Con plumas, larga, gruesa en la base, en reposo llevada baja; el extremo de la cola debe ser en forma de hoz encurvada hacia arriba o formar un anillo completo.
En reposo, el perro puede a veces llevarla colgante y completamente recta, pero sin semejar a la cola caída de vaca. En movimiento, la cola puede ser llevada más alta, sin embargo la base de la cola no debe ser llevada más alto que el nivel del lomo.

MIEMBROS ANTERIORES
Largos, netos, bien musculosos, muy poco separados. Vistos de frente, los miembros deben estar dispuestos paralelamente.
Antebrazo: Largo; la proporción entre la distancia de la punta del codo al suelo y la altura a la cruz debe ser alrededor del 54% y estar proporcionada, de forma que el lebrel no dé la impresión de ser exageradamente alto de miembros.
Metacarpo: Ligeramente oblicuo en relación al suelo.
Pies delanteros: Ovales; dedos apretados, bien arqueados.

MIEMBROS POSTERIORES
Largos, bien musculosos, bastante bien angulados, ligeramente colocados hacia atrás y ligeramente separados. Sin embargo claramente menos que en el caso del Greyhound. Vistos desde atrás, los miembros deben ser paralelos.
Pierna: Larga.
Corvejón: Fuerte.
Pies traseros: Ovales, pero un poco más alargados que los pies delanteros; dedos bien apretados, compactos.

MOVIMIENTO
El movimiento debe ser fácil y enérgico; la angulación apropiada de los miembros anteriores y posteriores permite una extensión del miembro hacia delante en un movimiento largo y suelto, al paso como al trote. Los lebreles llevados lentamente pueden marchar en ambladura, pero después de acelerar la velocidad del movimiento, deben volver al paso normal. La acción de los miembros posteriores es una de las características: sin ser un defecto, en el trote corto, los pies traseros pueden apoyarse en una línea central recta.

PIEL
Bien adherida, elástica. PELO
Pelo elástico al tacto, bastante duro, no " hilo de acero ", pero tampoco sedoso.
De longitud variable según el conjunto del tronco; sobre la cruz el pelo en su conjunto puede ser más largo, más corto en los costados; en el esternón y en los miembros es muy corto. El vientre está cubierto de un pelo más delicado, más ralo. En las nalgas y debajo de la cola, en toda su largura, el pelo es largo, pero también duro; los pantalones y las plumas son bien desarrollados. COLOR
Todos los colores están admitidos. Borde de los párpados y la trufa negros u oscuros; cuando el color del pelo es más claro, es decir azul o beige, la trufa es en relación azul o beige. TAMAÑO
La talla óptima de la hembra es de 68-75 cm a la cruz, del macho de 70-80 cm a la cruz.
Los ejemplares más grandes que la talla óptima están admitidos a condición de conservar una morfología típica. Una talla un poco más baja que la indicada en el estándar no es, sin embargo, un defecto eliminatorio, si a parte de esto, el perro no provoca ninguna reserva.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Cuidado con la obesidad

Pueden conllevar graves enfermedades en nuestra mascota.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *