Kromfohrlaender

Este perro de origen alemán puede definirse como un perro de compañía muy singular por su tamaño relativamente grande y por su temperamento a veces un poco demasiado fogoso, particularmente con los extraños. Por estos motivos, en su país de origen es utilizado como guardián de la casa y en ciertas ocasiones también como perro de defensa más que como perro de salón; de todas maneras se adapta muy mal a la vida en un piso de ciudad. Sobre los orígenes de este perro, no hay datos realmente precisos. Algunos estudiosos afirman que se trata de una raza autóctona alemana, otros sostienen en cambio, que es una raza relativamente reciente, creada hacia la mitad del siglo pasado, por un grupo de apasionados que utilizaron otras razas alemanas.

El Kromfohrländer es un perro de tamaño mediano, con osamenta de buena potencia y andar desenvuelto. La cabeza, con forma de cuña, tiene el hocico potente, la dentadura fuerte, que cierra preferiblemente a tijera. Las orejas son de nacimiento alto, de forma triangular, y el perro las lleva colgando planas; los ojos son de tamaño medio, de forma ligeramente ovalada.

El cuello, arqueado y enjuto le da al perro un toque de elegancia. El tronco es ligeramente alargado, con el tórax bien desarrollado en longitud y profundidad, la línea superior y la cruz marcada.

Las extremidades anteriores tienen osamenta y musculatura bien desarrolladas, deben estar en correcto aplomo y terminan con pies de dedos recogidos y bien arqueados. La capa puede presentarse con tres variedades de pelo: corto y áspero, áspero, largo y áspero.
El color admitido es el blanco con manchas de color marrón más o menos claro, cuyos márgenes están bien definidos. El pelo, prescindiendo de la variedad, es siempre muy abundante sobre la cola.

TAMAÑO
Alzada a la cruz: de 38 a 46 cm., aproximadamente. CABEZA
Alargada, vista de perfil, de longitud normal, vista desde arriba. Trufa de tamaño mediano, negra, bien abierta.
Caña nasal recta, moderadamente ancha, terminando en punta por la trufa. Mandíbulas perfectamente juntas.
Cráneo de forma ligeramente redondeada, con la superficie plana.
Ojos: Oscuros, de forma ovalada, de tamaño mediano, ligeramente oblicuos.
Orejas: De nacimiento alto, grosor medio, triangulares, con las puntas redondeadas, pegadas planas contra la cabeza. CUELLO
De emplazamiento oblicuo, ligeramente arqueado, sin papada, con una longitud aproximadamente igual a la mitad de la del dorso. EXTREMIDADES ANTERIORES
Rectas, en aplomo correcto vistas de frente.
Hombros moderadamente largos, musculosos y oblicuos.
Brazos de la misma longitud de las paletillas, con las cuales forman ángulos rectos.
Antebrazos un poco más largos que los brazos.
Metacarpos de una longitud equivalente a 1/3 de la de los antebrazos.

CUERPO
Tórax caído hasta los codos, moderadamente amplio y profundo. Costillas ligeramente abarriladas. Cruz bien evidente. Dorso poderoso. Riñones bien desarrollados y ligeramente sobresalidos.
Grupa un poco hundida hacia la cola. Vientre que sobresale.

EXTREMIDADES POSTERIORES
En aplomo correcto vistas de atrás. Muslos bien musculosos, aproximadamente de la misma longitud que los antebrazos. Patas bien modeladas. Metatarsos similares a los metacarpos.
Pies: Ligeramente arqueados, con uñas fuertes, preferiblemente negras.
Almohadillas plantares y digitales, oscuras.

COLA
De longitud media, Ilevada ligeramente curvada, fuerte en la base se afina hacia la punta. PELAJE
Corto o de longitud media, áspero, con subpelo.

COLOR
Blanco de fondo, con grandes manchas marrones claras a marrones oscuras sobre la cabeza y en el cuerpo, donde tienen forma de silla de montar.
Es posible que la cabeza sea marrón.  

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Personalidades caninas

La personalidad de un perro es la expresión de su comportamiento en...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *