Kong: una forma divertida de que nuestro perro esté entretenido

Estos juguetes previenen la ansiedad por quedarse solos y estimulan su entretenimiento con un adiestramiento en positivo.

Los juguetes para mordisquear son objetos indestructibles destinados a que el perro los mordisquee y no los pueda tragar. Uno de estos juguetes que más recomiendan tanto adiestradores caninos como veterinarios y expertos son los conos de la marca Kong. Se trata de juguetes naturales, orgánicos y huecos para que se puedan rellenar con comida.

Los juguetes Kong están diseñados para cubrir la necesidad del perro de cazar, capturar y masticar, y son ideales por su interior hueco y su fuerza.

Puedes rellenar el Kong con sus alimentos favoritos y el perro se entretendrá durante horas intentando sacarlos para comerlos, lo que hará que después encuentres al perro feliz y relajado.

Su fabricación en goma natural no tóxica hace que sea una herramienta perfecta para prevenir y solucionar problemas de comportamiento derivados del aburrimiento y de la ansiedad por separación. Y es que cada bola de pienso que extraiga será un premio por estar tranquilo, por mordisquear el juguete adecuado y por no ladrar. Esto es una técnica de adiestramiento en positivo, basada en el premio en lugar del castigo.

Para llenar un juguete Kong hay que colocar un trozo pequeño de queso, jamón cocido, o cualquier otra cosa muy apetitosa dentro del agujero pequeño superior, y después como postre habrá que rellenar aproximadamente un tercio de la cavidad con premios tales como galletas, golosinas, etc.

Los últimos dos tercios hay que rellenarlos con su alimentación habitual, a ser posible mezclando con pasta, y dejaremos una buena golosina sobresaliendo hacia fuera de la apertura como entrante.

Al principio puedes rellenarlo de forma que le resulta más sencillo extraer su premio y, después, podrás ir incrementando la dificultad del “trabajo”.

El beneficio más importante de los juguetes Kong para tu perro (y, en consecuencia, también para ti) es que le mantiene ocupado durante horas, ya que es una mezcla de diversión y entretenimiento. Además, previene el problema del mordisqueo, comportamiento natural pero que puede paliarse de esta forma positiva y divertida

Por otro lado, hay perros que se estresan mucho al quedarse solos, llegando a ladrar o llorar mucho, romper cosas o deprimirse. Por eso, el Kong puede servir como tratamiento para esta ansiedad por separación ya que el perro se mantiene ocupado durante más tiempo, tiempo que no destina a agobiarse al darse cuenta de que está solo.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

El basilisco verde

Un dragón en casa que requiere de sus cuidados especiales.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.