Juguetes Kong también para gatos

Además de para perros, este tipo de juguetes también pueden utilizarse con los felinos, aunque deberemos lograr que sea más fácil conseguir el alimento ya que los gatos se cansan antes si ven que no pueden satisfacer su instinto.

Las ventajas de los juguetes Kong son de sobra conocidas. Principalmente este tipo de juguetes se utilizan de forma extendida en el adiestramiento de perros y como sistema para dirigir su atención y ansiedad desde objetos susceptibles de ser dañados (muebles, ropa etc.) hacia un objeto que les estimula la actividad intelectual e instintiva. De hecho, los juguetes Kong permiten que el perro complete el circuito de cazar, coger presa y masticarla, respetando sus instintos naturales y sin arriesgarnos a que realice esta actividad con algún otro objeto que no queremos.

Sin embargo, los Kong se han asociado más a perros que a juguetes para gatos cuando su utilización puede extenderse perfectamente a los felinos. En este texto vamos a abordar la diferencia y especificidad de uso que existe entre los juguetes Kong para gato y los juguetes Kong para perro.

En primer lugar destacar que los juguetes Kong son juguetes que se rellenan de comida. Esto es así por que son juguetes realizados en goma (no tóxica evidentemente) y huecos en su interior. Al estar rellenos de comida las mascotas juegan con ellos para intentar sacar el alimento, tratando al objeto como una presa. En los Kong para perro normalmente no se necesita ayudar al animal a comprender el mecanismo del juguete. En cuanto colocamos comida dentro el inconfundible olor hace que nuestros perros quieran jugar con el.

En los gatos el sistema es ligeramente más complicado y debemos mostrarles que dentro hay comida. Lo conveniente, mejor que introducir pienso para gatos, es rellenar el Kong con premios más apetitosos. En gatos siempre debemos hacer que sea más fácil conseguir el alimento ya que los felinos se cansan antes si ven que no pueden satisfacer su instinto. Esta es una gran diferencia con respecto al perro e implica una cierta insistencia por parte del dueño en los primeros momentos de contacto del gato con el juguete. Por so debemos ponérselo fácil a nuestro gato si queremos que empiece a jugar con su Kong utilizando los premios más suculentos y evitando pienso aunque sea holístico.

El Kong, también en felinos, puede ser utilizado para la administración de medicamentos, y deberemos recurrir a la imaginación y la constancia para encontrar el premio exacto que nos permita engañar a nuestro felino.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Cazador de alces noruego gris

La diferencia entre las dos variedades de esta raza de rastro noruego,...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *