El jerbo

Son cariñosos, juguetones y fáciles de cuidar.

El jerbo es una mascota muy cariñosa y curiosa, además de inteligente, activa y muy juguetona. Tienen una vida media de entre dos y cinco años y están bien adaptados a la vida árida del desierto, por lo que aprovechan bien el agua y orinan poco.

Respecto a su alimentación, el jerbo precisa un alto nivel de proteínas. La base de su dieta será una mezcla de semillas para pequeños roedores de buena calidad que enriqueceremos con frutas. También pueden comer verduras secas, hortalizas lavadas y secas (zanahorias, pepinos), plantas silvestres lavadas y secas (dientes de león, trébol), frutas (melón, ciruelas, manzanas), granos (avena,trigo, maíz, mijo, cereales de desayuno sin azúcar), semillas (pipas de girasol), frutos secos (cacahuetes), huevo seco, legumbres… Aunque tampoco deben comer muchas frutas o verduras frescas, ya que su organismo está acostumbrado a la escasez de agua. Eso sí, evitaremos darles perejil, apio, cebollas, ajos ni cítricos.

El jerbo es fácil de domesticar. Podemos cogerlos sobre la palma de nuestra mano (nunca de la cola) y son muy sociables. Suele recomendarse que vivan en pareja porque entre ellos se acicalan, se hacen cariños y duermen juntos. También puedes dejar suelto al jerbo de vez en cuando, les gusta explorar, saltar y correr.

Las enfermedades que puede contraer un jerbo son parecidas a las del hámster y muchas de ellas se evitan a través de unas buenas condiciones de alimentación y de higiene.

También deberemos estar atentos al crecimiento de sus dientes incisivos delanteros, que cortaremos si lo hacen de forma excesiva. La enfermedad más grave que puede sufrir el jerbo es la de Tyzzer, acompañada muchas veces por diarrea, abatimiento, falta de apetito y pérdida de peso, una enfermedad que resulta mortal en el 70% de los casos.

En cuanto a la reproducción y cría del jerbo, su mayor actividad sexual tiene lugar en verano. Cuando la hembra está gestando, lo mejor es quitar de su alimentación todo lo que engorde e incrementar la cantidad de proteínas. Las crías nacen después de 25-28 días de gestación y no será difícil tener a la familia unida ya que puede convivir en el mismo espacio sin problemas.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

La palatabilidad del gato

Se deben tener en cuenta olores, texturas y formas a la hora...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *