La iguana verde

Son muy territoriales y no aceptan bien la convivencia con otras iguanas.

El hábitat natural de la iguana verde se alarga desde las tierras bajas de México hasta el extremo meridional de América del Sur, lugares en los que vive cerca de charcas, lagos, mares y montañas, generalmente subida en ramas para evitar los peligros del suelo. Son buenas nadadoras y pueden permanecer debajo del agua más de una hora.

Tener una iguana verde como mascota no es tarea sencilla ya que precisa de unos cuidados y atenciones especiales que deberemos tener en cuenta a la hora de traerla a nuestra casa.

Así, no deberemos dejar que la iguana verde esté libre por casa porque se puede enfriar o sufrir algún ataque si tenemos otras mascotas. La iguana es un animal territorial y se agobian si tienen otras iguanas cerca, por lo que no deberemos meter más de un ejemplar en el mismo terrario a no ser que tengamos mucho espacio para ello.

La iguana verde es herbívora y se alimenta con frutas y verduras, aunque a los ejemplares más jóvenes debemos darle un suplemento de proteínas para que crezca sana. Le daremos el alimento lavado y picado y a temperatura ambiente.

Así, podemos dar a nuestra iguana verde vegetales ricos en calcio como perejil, lechuga, acelga, etc., así como zanahoria o brocoli, además de cereales y frutas como manzana, ciruela, uva, kiwi, pera, etc.

Cuando la iguana verde es pequeña es rebelde, puede pegar coletazos y mordiscos aunque con poca fuerza y suelen soltar si no se opone resistencia, por lo que deberemos tratarlas con cuidado y despacio para que poco a poco se vayan acostumbrando a nuestra presencia.

Después, la iguana verde se convierte en una mascota tranquila que pasará más tiempo asolándose que comiendo. El proceso de asolamiento busca calentar su cuerpo para lograr la temperatura ideal para su digestión y, además, producir vitamina D3 a través de la luz ultravioleta y su reacción química con su piel. Esta vitamina le ayuda a mantener los huesos sanos y mejorar el rendimiento de sus riñones e hígado.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Educando a nuestro cachorro

Paciencia y dedicación, claves para el adiestramiento.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.