Huesos comestibles de cuero para perros

Deberemos suministrárselos siempre bajo vigilancia.

Los huesos comestibles son la golosina favorita de la mayoría de los perros, especialmente de los cachorros, ya que durante su etapa de cambio de dentadura, el tener la posibilidad de morder algo fuertemente les ayuda a aliviar el dolor que le provoca la salida de sus nuevos dientes, pero en este caso es importante que seamos cuidadosos ya que puede ocurrir muchas veces que alguna astilla o pedazo pequeño que reste de los huesos comestibles puede provocarles algún daño, por eso es fundamental que si les suministramos este tipo de golosinas de perros a nuestro cachorro lo vigilemos mientras la esta comiendo.

Otra de las ventajas que tienen los huesos comestibles con respecto a los cachorros es que los mismos estarán entretenidos por un buen rato y, además, les fascina enterrarlos y jugar con ellos mucho más que comerlos.

El problema que se presenta habitualmente en los cachorros es que les gustan tanto los huesos comestibles que pretenden que su amo los alimente en base a ellos, y puede ocurrir que el perro se rehúse a comer, por eso nunca es bueno abusar de este tipo de productos. Lo ideal es darle un hueso comestible cada quince días para que de esta manera se acostumbre a una regularidad espaciada, y además el cachorro no se acostumbrará a esperar que su amo le de sus huesos comestibles para jugar.

Por otro lado, también es importante destacar que abusar de estas golosinas puede hacerles muy mal a nuestro perro especialmente si estamos hablamos de un cachorro, ya que después de todo, estos huesos comestibles están hechos de cuero, y si bien es un producto inofensivo, la ingestión diaria o regular del mismo puede causar serias lesiones en las paredes estomacales de los cachorros.

Todo es cuestión de que los amos sean responsables y sepan cuándo son los momentos apropiados para que el cachorro pueda recibir sus huesos comestibles y una excelente oportunidad para ellos es sin duda durante su educación y adiestramiento, teniendo en cuenta que si hacen algo correctamente y los premiamos con un hueso comestible, entonces entenderás que lo que hicieron esta bien y lo harán mas seguido, no porque sean obedientes, sino porque desean recibir su premio.

En este sentido, debemos decir que así sea un perro cachorro un joven adulto, los huesos comestibles como premios son excelentes para complementar cualquier tipo de sesión de adiestramiento, por eso es importante que siempre contemos con algunas unidades cuando estemos trabajando con nuestro perro.

Por otro lado, y si bien los huesos comestibles son de gran agrado por lo perros, no es recomendable que se los suministre a aquellos perros que ya son mayores. Esto se debe a que los huesos comestibles son algo duros, y teniendo en cuenta que a medida que los perro van envejeciendo se le debilitan mucho los dientes y las encías, el tener que morder algo de la dureza de los huesos comestibles puede llegar a lastimarlos gravemente, por eso debemos abstenernos de dárselos. Pero en el caso de que queramos ofrecerle algún hueso a nuestro perro mayor, lo que podemos hacer es ir dándole de comer los huesos comestibles cortados en pedacitos chiquitos.

Más allá del sabor que tengan los huesos comestibles una de las razones fundamentales para entender la fascinación de los perros por este producto es porque les gusta jugar con él, de hecho en muchos casos les interesa mucho más jugar que comerlos, pero aun así el sabor influye mucho en este gran gusto canino, y la razón principal es porque los fabricantes de huesos comestibles se encargan de hacer una golosina perfecta para nuestro perro.

Los huesos comestibles están hechos de cuero comestible y sabor izados con gustos como la carne y para lograr esta se utiliza una técnica muy parecida a la que usan para darle el sabor el los alimentos balanceados. Ahora bien, un punto fundamental que debemos tener en cuenta es que los huesos comestibles deben ser suministrados únicamente como una golosina, casi como un premio muy de vez en cuando.

Debemos tener en cuenta que jamás debemos basar la alimentación de nuestros perros en los huesos comestibles, ya que desafortunadamente mucha gente no le ve nada malo a dárselos como alimento ya si es como los perros terminan muriendo por lesiones muy graves estomacales.

Fuente: www.foyel.com

Foto: Mercado Libre

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Pastor de islandia

La raza desciende directamente de los perros que acompañaron a los colonos...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *