La hipersensibilidad alimentaria en los gatos

El principal signo es el picor.

La hipersensibilidad alimentaria en los gatos consiste en una alergia a algún alimento que se presenta al identificar su sistema inmunitario un ingrediente de su dieta normal como malo para su organismo. Cualquier ingrediente puede generar hipersensibilidad, aunque las proteínas son las más propensas a suscitar esta reacción ya que al ser moléculas grandes y complejas pueden ser identificadas como agentes nocivos.

La hipersensibilidad alimentaria aparece cuando los gatos se exponen a una sustancia, aunque la reacción alérgica puede llegar después de un segundo contacto o mucho después de su consumo habitual. Se distingue de la intolerancia alimentaria en que esta es una situación que ya existe en el organismo de nuestra mascota y no precisa de ningún contacto previo.

Los gatos que padecen hipersensibilidad alimentaria son variados y dependen de cada animal aunque por lo general suele presentar signos en la piel como picores, que producen síntomas en cadena derivados del rascado, como cambios en el color del pelaje, erosiones provocadas por los dientes…, así como alopecia o descamaciones.

La hipersensibilidad alimentaria también puede producir problemas en el estómago, ya que la digestión se ve alterada y se disminuye la absorción de los nutrientes esenciales. Los gatos también pueden sufrir vómitos o diarreas. Otros síntomas de la hipersensibilidad alimentaria son el asma o la hiperactividad.

La aparente generalidad de estos síntomas dificulta el diagnóstico de la hipersensibilidad alimentaria por lo que es necesario que los gatos sean explorados muy exhaustivamente, creando también un historial dietético que ayude a identificar las posibles proteínas que están provocando el daño. Esta identificación se lleva a cabo a través de una dieta de eliminación que se basa en una dieta con los habituales nutrientes y proteínas que nuestra mascota no haya probado nunca antes o en los 30 días anteriores.

Durante este tratamiento, deberá ser el veterinario quien vigile todo el proceso para ver si se produce una mejoría e identificar así qué proteína es la que deberemos quitar de su dieta habitual.

En la dietas para gatos con hipersensibilidad alimentaria es aconsejable introducir ácidos grasos esenciales Omega 3 y 6 para mejorar la salud de la piel y el pelo, además son antiinflamatorias.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

El comportamiento de los conejos

Normas de convivencia básicas para poder disfrutar de nuestra mascota en casa...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *