Qué hacer con el gato en las vacaciones de Semana Santa

Algunos consejos para viajar con él o dejarlo solo en casa.

Llegan las vacaciones de Semana Santa, no son muchos días pero los suficientes como para tomar decisiones sobre qué hacer con nuestro gato si no vamos a estar en casa. Los gatos son animales independientes y bastante autosuficientes y, si les dejamos comida y agua a su disposición y tenemos a alguien que pueda pasarse a verlo, o incluso si no lo tenemos, podremos dejarlo solo sin problemas.

Pero también podemos llevarnos a nuestro gato con nosotros durante estas vacaciones. ¿De qué manera? Una forma de moverlo es con un trasportín, algo que no le gusta demasiado al gato. Meterlo dentro puede resultar toda una odisea. Para facilitar esta tarea, existen tratamientos que podemos utilizar días antes de viajar, como por ejemplo rociar el interior del habitáculo con un spray tranquilizador y dejarlo a la vista del animal para que se relaje y se acostumbre a entrar y salir. Podemos meter dentro algo de comida o un juguete que le guste.

El mismo día del viaje evitaremos darle de comer unas dos horas antes de viajar para evitar que se maree y vomite. Un cuarto de hora antes volveremos a rociar el trasportín con el relajante. Si vamos en coche pararemos cada dos horas y nunca lo dejaremos dentro del colche al sol porque puede sufrir un golpe de calor ni tampoco que esté suelto por el coche, es peligroso. Forraremos el fondo del trasportín con gasas absorbentes por si vomita o se orina y le dejaremos dentro un juguete que tenga un olor familiar para él.

Como se trata de unas vacaciones cortas en este caso, si podemos evitar sacar al animal de su entorno, mejor, ya que le costará también acostumbrarse al nuevo y el cambio puede ser perjudicial para él.

Si optamos por dejarlo solo porque no conseguimos que nadie pueda pasar a cambiarle el agua y la comida, podemos adquirir un comedero automático que se programa para que se abra en determinados momentos y evitar así que el animal se coma de una sentada toda la ración que le hemos dado para más de un día. En cuanto al agua, un truco para que la tenga disponible es colocar varios recipientes en la ducha o bañera y cerrar el tapón. Si por alguna casualidad el gato tira uno de ellos, el agua no se perdería y el gato la tendría a su disposición. También podemos dejar varios areneros pequeños par que los utilice cada vez, y quitaremos de su alcance cualquier peligro que pudiese tener cerca, cerraremos las habitaciones con más cables o más cosas peligrosas y cerraremos las ventanas.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Coaching y psicoterapia asistida con caballos

El coaching facilita a la persona reflexionar y definir qué objetivos quiere...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.