Gusanos de seda

Son mascotas fáciles de cuidar y bonitas de observar.

Los gusanos de seda pueden ser excelentes mascotas: gastan poco, no ensucian y no precisan de unos cuidados demasiado exhaustivos. Además, observarlos supone un espectáculo natural que gusta a toda la familia, primero con la construcción del capullo y después viendo cómo el gusano se convierte en mariposa. Toda una delicia para nuestros sentidos que nos acerca más si cabe a la naturaleza.

Si queremos tocarles, será mejor hacerlo cuando sean pequeños, cuando midan unos 5 centímetros podemos colocarlos en la palma de la mano. Son suaves al tacto, blandos y fríos.

La evolución de los gusanos de seda se desarrolla durante unos 60 días desde el nacimiento, desarrollo de la larva, metamorfosis, aparición de la mariposa, acoplamiento, puesta de nuevos y muerte. En este período, se alimentarán de hojas de morera tiernas picadas en tiras. En una segunda etapa podemos darle hojas enteras, y en una tercera ramas pequeñas también enteras.

La creación de los capullos tiene lugar durante tres o cuatro días, la metamorfosis para convertirse en mariposa llega entre los 12 y 14 días posteriores a haber terminado el tejido del capullo.

Para conservar las larvas de gusanos de seda el mejor sitio es una caja de zapatos. Deberemos estar atentos para que no les falte comida. Las hojas nuevas las pondremos encima de la que ya se han comido, con la parte interior hacia debajo para facilitar su ingestión. Lo recomendable es que sean hojas frescas, pero también podemos guardarlas envolviéndolas en un trapo húmedo en el frigorífico y poniéndolas en un recipiente con agua un par de horas antes de dárselas para recuperen la humedad perdida. Eso sí, las escurriremos antes de dárselas con un papel absorbente por ejemplo y procuraremos que no estén demasiado frías.

Deberemos tener en cuenta que no podemos darle hojas que hayan sido fumigadas porque podrían morir, y tampoco les deberá dar el sol directamente porque ocurriría el mismo fatal desenlace por un exceso de calor.

Si apreciamos que nuestros gusanos de seda están quietos con la cabeza levantada no es que estén enfermos, están mudando, y estarán así entre 24 y 30 horas, período de tiempo en el que no podremos tocarles.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Gallinas como mascotas, ¿es posible?

La respuesta a la pregunta de si es posible tener gallinas como...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.