Grifon del nivernais

Sabueso francés utilizado en la caza a caballo de diversos animales, demostrando una particular aptitud y ardor en el seguimiento del jabalí, tanto al descubierto como en los terrenos más difíciles.
Intrépido y dotado de gran valor, no muestra ningún temor en atacar, incluso solo, en el bosque más tupido y cerrado, exhibiendo al mismo tiempo una gran resistencia y un buen olfato. No excesivamente veloz, tiene su mejor rendimiento en los terrenos accidentados, donde la velocidad no es el factor más importante.
Conocido desde épocas muy lejanas, el Griffon desciende de los, grandes "perros grises" llevados a tierra francesa por San Luis, a la vuelta de las Cruzadas.

Este tipo de sabueso en un tiempo muy difundido, como se desprende de numerosos testimonios irrefutables, era ciertamente de tamaño más grande. Esta raza comenzó su lenta pero inexorable declinación hacia finales del siglo pasado, hasta llegar a un paso de la extinción total. Fueron unos pocos apasionados quienes la salvaron recuperando los pocos ejemplares sobrevivientes e intentaron afirmarla cruzándola, por obvios motivos de sangre, con perros de Gascuña y La Vandée.
Esto ha tenido como consecuencia que hoy no haya una gran homogeneidad entre los ejemplares existentes, que revelan claramente la aportación de sangre de otras razas.

Más allá de todo esto, queda el hecho positivo de que esta raza ha sido salvada aún siendo desconocida fuera de los límites de Francia.

TAMAÑO
AIzada a la cruz: Media de 51 a 61 cm, con una tolerancia de 3 cm. en más para los machos. Ideal entre 54 y 58 cm. CABEZA
Descarnada y liviana, relativamente larga. Mentón con un poco de barba. Frente unida a la caña nasal por un stop poco marcado pero en apariencia mucho más evidente a causa del pelo hirsuto que hay encima de las cejas. Cráneo casi plano.
Ojos: Preferiblemente oscuros.
Orejas: Nacen a la altura de los ojos son suaves, bastante peludas, de longitud y anchura media, arrugadas hacia el extremo.

CUELLO
Bastante liviano y enjuto, carente de papada. EXTREMIDADES ANTERIORES
Aparentemente gruesas a causa del pelo pero en realidad son enjutas. Hombros ligeramente inclinados, enjutos bien pegados al cuerpo. Vistos de perfil, cuando el perro está en reposo, poco echados hacia atrás con respecto a la vertical. Los metacarpos no son largos.

CUERPO
Pecho que cae mucho hacia los codos.
Esternón poco desarrollado en anchura.
Caja torácica profunda en longitud, ensanchándose hacia las últimas costillas, más redondeada con respecto a las primeras que son más planas.
Dorso alargado. Flanco un poco retraído.
Grupa relativamente oblicua.

EXTREMIDADES POSTERIORES
Muslos enjutos, relativamente planos. Corvejones caídos y un poco curvados.
Pies: Ligeramente alargados con dedos sólidos.

COLA
De buen emplazamiento, no muy larga, el perro la lleva a manera de sable.

PELAJE
Largo, fuerte, duro, hirsuto, tupido.

COLOR
Gris lobo o gris-azul, gris-jabalí, negro-marengo con manchas fuego en las mejillas, sobre los ojos, en las extremidades; menos frecuentemente leonado y tricolor.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Relaciones entre conejos y otros animales

La cobaya es uno de sus mejores compañeros.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *