Gatos obesos ¿Cómo lo evito?

gatos obesos

Dietas, miradas de soslayo al espejo, basculas que tienen que estar rotas, barriga cervecera. Los humanos estamos, en ocasiones, obsesionados con el peso. Los hay que no tienen razones para ello y que, desgraciadamente, pueden acabar enfermos. Para otros la obesidad es un verdadero problema. Pero, ¿nos hemos parado a pensar alguna vez que también puede ser perjudicial para nuestra mascota? Los gatos obesos merecen un cuidado especial.

A pesar de que muchos gatos no paren de saltar de un lado a otro de la casa, también los hay que son realmente sedentarios. Si al hecho de no salir de casa (como sucede, por ejemplo, con los perros) le unimos que en el hogar es un animal tranquilo y no se mueve demasiado; y, para más inri, le gusta comer, hay muchas opciones de que acabe siendo un gato obeso.

Y es algo realmente peligroso que, aunque no siempre -ni de forma habitual-, puede incluso llegar a provocar la muerte. Las principales causas de que el gato engorde son, por supuesto, la ingesta exagerada de comida; pero también el envejecimiento. A medida que se hacen mayores, se mueven menos y, por ende, engordan más.

Cómo evitar la obesidad en los gatos

Hay que llevar un estricto control de la alimentación. Aunque también hay que dejar algo claro: hay gatos que, como los humanos, no engordan por mucho que coman; y otros que, también como los humanos, suman kilos por cada pedacito que se meten en la boca. Si nuestro gato es propenso a engordar habrá que apurar al máximo ese control del que hablábamos al inicio de este párrafo.

Nada de golosinas y, sobre todo, asegurarnos de que siempre tome comida probada y preparada para gatos. Alimentación envasada y especial para ellos.

Importante es detectar la obesidad en los gatos antes de que sea una triste realidad. Un buen sistema para saber si lleva camino de convertirse en un gato obeso es palpar sus costados, si no somos capaces de notar todas y cada una de sus costillas estamos en riesgo. También es buena opción mirarlo desde arriba: si vemos que es recto, que no tiene curvas, que no se le nota la cintura, vamos mal.

Evitar la obesidad en los gatos es algo importante si queremos tener mascota durante muchos años. Los kilos de más le pueden provocar enfermedades cardiovasculares, artritis, hipertensión. Otra vez como los humanos.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Óscar
Escrito por
Óscar
Más artículos de Óscar

Conejas en celo, cuidados y precauciones

El celo en las conejas puede durar para siempre
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *