El gato van turco

Es una mascota cariñosa aunque con un temperamento marcado…

El gato van turco es una raza no demasiado conocida en Europa caracterizada por ser un animal de talla media con ojos grandes y expresivos. Posee un carácter muy vivaz y divertido, le gusta descubrir nuevas cosas, jugar, es independiente aunque cariñoso, se adapta fácilmente al entorno, es algo tozudo y le gusta ser el centro de atención. Resiste bien los cambios de temperatura y es un animal robusto, fuerte y sano. Al gato van turco le gusta el agua y tiene buena relación con los niños y con otras mascotas de la casa.

El gato van turco posee un cuerpo largo y los machos son especialmente musculosos y fuertes. Su cabeza tiene forma de cuña corta, con nariz larga y recta con la punta sin pigmento al igual que las almohadillas plantares. Es un gato de ojos ovalados o redondos y de color ámbar claro o azul. La cola también es larga y muy tupida.

Su pelaje es suave, largo y posee una textura única similar a la de cachemira, lo que se debe al hecho de que los gatos son impermeables. El pelo se asemeja al del persa en invierno y en verano lo pierde hasta quedarse casi desprovisto de él.

En cuanto a los cuidados del gato van turco, debemos cepillar su pelo una vez por semana y cada quince días podemos darle una solución de malta o parafina para evitar la formación de bolas de pelo. Como ya hemos comentado, es un gato sano, aunque posee cierta predisposición genética a la sordera al pertenecer a la raza blanca. Su esperanza de vida está entre los 13 y 15 años.

Al tratarse de un gato activo y, además, grande, el van turco requerirá una dieta equilibrada y sana con alto porcentaje de proteínas. También necesitará beber agua con frecuencia.

El gato van turco toma su nombre de su lugar de origen, próximo al lago Van en Anatolia (Turquía) lo que también explica su afición al agua, puesto que su dieta se basaba en peces que cazaba en el lago y ríos.

Foto: mundogatos.com

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Cuidados de una pecera pequeña

Al igual que un acuario grande, nuestra pecera también necesita cuidados.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.