Gallinas como mascotas, ¿es posible?

gallinas como mascotas

La respuesta a la pregunta de si es posible tener gallinas como mascotas podría ser… ¿y por qué no? Se trata de un animal que no está concebido en primer término para ello pero cada vez son más las personas que comparten vida, vivienda y entorno con animales que en principio deberían estar en el campo pero consiguen adaptarse a otro tipo de lugares.
Las gallinas pueden ser un buen animal de compañía si se tiene un jardín, huerto o suficiente espacio en el exterior para poder ubicarlas. Tienen un carácter sociable, son tranquilas y no necesitas especiales cuidados. Y, además, te darán huevos para que puedas ir comiendo en tu día a día si tienes gallinas ponedoras. Las cluecas prefieren cuidar de los polluelos e incubar.

Se recomienda, por otro lado, tener varias de ellas y no una sola, pues no es bueno para el animal. Si tienen compañía serán más felices y vivirán mejor. Para tenerlas en casa necesitarás fabricar o comprar un gallinero que tenga un nido, zonas de descanso con baldas para que se puedan colocar y un área para el esparcimiento, donde les pueda dar el sol. Es aconsejable tener por lo menos un metro cuadrado disponible para cada animal.

Si eres de los que les gusta tener mascotas diferentes, desde un petauro hasta un reptil extraño, las gallinas pueden convertirse en unas buena compañeras de vida si decides tenerlas en casa. Para saber si se encuentran bien debes fijarte que su creste esté siempre roja y los ojos brillantes, con el cuerpo erguido. Evita que tengan humedades porque pueden padecer dolencias en el aparato respiratorio.

Ventajas y desventajas de tener gallinas como mascotas

Si crías una gallina desde que es pollito sabrá convivir perfectamente con tu familia y será cariñosa y llevadera; además siempre vas a tener huevos para tu consumo. Por otro lado, aunque le gusta estar en el exterior también puede estar dentro si lo deseas en algún momento e incluso le puedes enseñar a hacer sus necesidades en un sitio concreto. Dicen quienes ya lo han probado que pueden aprender también a obedecer pequeñas y fáciles órdenes.

Por contra, tener gallinas como mascotas puede ser incómodo, tanto para ti como para tus vecinos por lo que realmente si no vives en una casa en el campo o con zona exterior no es nada recomendable. Además, aunque les enseñes a hacer sus necesidades en un lugar determinado puede generarse un olor bastante desagradable si no lo limpias al momento.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Cobayas

Son originarias de Perú y viven de cuatro a ocho años. Las...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *