Foxhound

A finales del Renacimiento, cuando los ciervos se hacían cada vez más raros, la nobleza inglesa quiso crear un perro resistente y veloz, adecuado para la caza del zorro. Nació así el Foxhound, fruto de cruzamiento entre el Greyhound, el antiguo Staghound, algunos Terriers e incluso el Bulldog que entonces no tenía la constitución del actual sino que era más alto sobre las extremidades y con una relación entre parte anterior y posterior, menos brusca. Este perro se convirtió rápidamente en el orgullo de la nobleza en el arte venatorio para las grandes cacerías a caballo, con jaurías muy numerosas.
Hasta hace poco tiempo, se calculaba que las jaurías existentes solamente, en Inglaterra, eran más de cien.
Fuera de los países anglo-sajones, este perro es poco conocido y utilizado incluso, porque en la Europa continental existen diversas razas de sabuesos que se adaptan mejor a las diferentes realidades ambientales en las cuales deben cazar En América, por último, se ha fijado una raza de Foxhound Americano de tamaño un poco inferior al de la inglesa.

CABEZA
Cráneo ancho.  CUELLO
Largo, pero no grueso. El perro de cuello corto es deficiente en la marcha. CUARTOS DELANTEROS
Los hombros deben mostrar calidad y no pesadez. Un hombro cargado le impedirá al perro correr con un paso rápido.
Las patas deben tener una buena osamenta, del mismo grosor hasta los pies. CUERPO
El pecho debe ser profundo con una caja torácica desarrollada. La espalda es ancha, las costillas bien redondeadas, no planas. El lomo no es demasiado corto, más bien un poco alargado, lo que le da al perro una buena planta y una andadura desenvuelta. CUARTOS TRASEROS
Sólidos y de buenas proporciones, bien musculosos. Los corvejones deben ser bajos, y la osamenta de las patas del mismo grosor hasta los pies.

PIES Los pies deben ser apretados y no abiertos. COLA Debe estar bien implantada en la grupa que no debe terminar de manera abrupta. La cola enroscada, aunque poco agradable de ver, no perjudicará las cualidades de cazador del perro.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Los dientes del conejo

El sobrecrecimiento de los incisivos puede hacer que se retuerzan y se...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.