Forma de vida de los roedores

Son tranquilos y deberemos acostumbrarles a nuestra presencia.

Los roedores son, en términos generales, mascotas dóciles, no agresivas e incluso algo asustadizas. Cuando llegan a casa, si no están muy acostumbrados a ser manejados por personas, pueden estresarse y tener miedo. Por ello, deberemos comenzar nuestra relación de forma tranquila, con paciencia y mucho mimo.

De este modo, nos acercaremos a su jaula despacio, les hablaremos con voz suave y haremos movimientos lentos. Podemos ofrecerles golosinas con la mano para que vayan viendo que es inofensiva; cuando logremos que pierdan el miedo, podremos acariciarlos, luego intentaremos cogerlos.

También enseñaremos a los niños a que se acerquen de esta manera y tengan cuidado de que no se les caiga el animal cuando lo cojan en brazos, ya que una caída desde la altura de un niño puede hacer que el roedor adquiera miedos, no quiera que le toquen e incluso llegue a morder para evitarlo.

Dentro de la jaula del roedor colocaremos, también, algo para que mordisqueen. En cuanto al ejercicio, no hará falta sacarlos de paseo ya que hacen ejercicio solos, pero les tendremos que facilitar espacio amplio y juguetes como ruedas para estimular su movimiento.

Es muy importante que los roedores estén entretenidos, por varios motivos. A las crías les gusta jugar, los mayores no lo necesitan tanto pero sí entretenerse. Al estar en la jaula, su instinto natural de buscar alimentos está cubierto ya que tienen agua y comida a su alcance. Esto les deja mucho tiempo libre para dormir y comer y puede favorecer problemas de obesidad.

La falta de bienestar también les puede provocar agresividad, actitudes destructivas y pueden realizar movimientos repetitivos. Por todo esto resulta fundamental que estén entretenidos con rampas, escalares, accesorios que les sirvan para hacer ejercicio y divertirse.

Fuente: www.purina.es

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

El hábitat de la iguana

Temperatura, limpieza y agua, aspectos a tener en cuenta.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *