Los errores más frecuentes en el baño del perro

La frecuencia del baño dependerá de la raza.

El baño del perro es algo esencial en el cuidado de nuestra mascota y conviene tener en cuenta algunos detalles que nos pueden ayudar a no cometer errores. En primer lugar, es preciso determinar la frecuencia con la que tenemos que bañar a nuestro perro. El baño resulta un proceso artificial para el perro, de hecho, hay expertos que aconsejan minimizarlo. No obstante, es obvio que la convivencia en el mismo hogar exige mantener unas elementales normas de higiene. Sin embargo, la frecuencia del baño no ha de ser alta, aunque depende de las razas. Por término medio se puede decir que los perros se han de bañar cada tres semanas.

Es importante elegir de forma adecuada los productos de limpieza. Lo mejor es escoger un champú especial para perros. No se debe usar sistemáticamente un champú antipulgas ni el champú que utilizamos para nuestra propia higiene. Ambos productos son inadecuados para la piel del perro. En este punto es importante añadir que a los perros no se les ha de echar colonia ni ningún producto que pretenda cambiar su olor natural. Es preciso recordar siempre que los perros no son seres humanos.

Otro factor a tener en cuenta, sobre todo cuando se trata de perros de pelo largo, es cepillar el pelo del animal antes del baño. Así, eliminaremos los pelos muertos y los nudos. Si no hacemos esto, los nudos se compactarán y tendremos problemas para eliminarlos una vez que el pelo seque.

Algunas indicaciones que pueden resultar útiles

Si bañamos al perro en la bañera de la casa, es preciso vigilar que no queden pelos estancados en el desagüe: ello podría provocar serios atascos en la bañera. No debemos olvidar que el perro puede resbalar, tanto en la bañera como al salir de ella, por lo que conviene cubrir la bañera y el suelo con una alfombra antideslizante.

Es preciso recordar que los perros cuando están mojados tienen tendencia a sacudirse el agua. Por lo que si, tras acabar el baño no lo cubrimos inmediatamente con una toalla, es muy probable que el cuarto de baño y nosotros mismos acabemos completamente empapados.

Algunos perros adoran el agua y a otros les costará más enfrentarse a este trago, que por otro lado no queda más remedio porque manteniendo una correcta higiene el animal estará sano, o tenderá a estarlo más que si estuviera sucio o mal cuidado.  Es importante cuidar su pelo y su piel por estética y también por salud.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Pez betta macho: cuidados esenciales

Son carnívoros y en su hábitat natural se alimentan de insectos, larvas...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *