Embarazo y conejos, ¿incompatibles?

Muchos son los casos de abandono de conejos porque una mujer se ha quedado embarazada.

La mayor preocupación de las recién embarazadas es contraer la toxoplasmosis. Muchos ginecólogos animan a deshacerse de toda mascota en cuanto una mujer queda embarazada, sin motivo alguno e inconscientes de lo que su “consejo profesional” representa.

La toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una enfermedad causada por un protozoo parásito, el Toxoplasma gondii, es un parásito común en humanos y otros animales de sangre caliente. Prácticamente un tercio de la población mundial ha estado expuesta a este parásito, en los adultos no causa una enfermedad grave, pero sí puede serlo para un feto o individuos inmunocomprometidos.

Los humanos se infectan ingiriendo comida y agua contaminadas con oocistes provenientes de heces de gato infectado, o a través de la ingesta de quistes musculares en carne cruda o poco hecha de animales infectados.

Los oocistes se diseminan a través de las heces de gatos domésticos y otros miembros de la familia Felidae, aunque probablemente los gatos domésticos sean la mayor fuente de contaminación ya que hay mayor formación de oocistes en estos animales. Generalmente, solo el 1% de gatos de la población los presentan en las heces en un momento concreto.

Los oocistes esporulados sobreviven durante largos periodos de tiempo en cualquiera que sean las condiciones ambientales

Los oocistes que quedan en el suelo son ingeridos por huéspedes intermedios, como son los conejos. Al ser ingeridos se forman unos quistes musculares en el conejo, pero son incapaces de poner huevos en otro organismo que no sea el gato.

En este diagrama podemos observar que en el caso de que un huésped intermedio estuviese infectado, la única forma de infectar a un humano sería comiéndose su carne cruda o poco hecha, para infectarse a través de oocistes esporulados siempre tienen que pasar a través del gato.

Como vemos, el embarazo no tiene por qué ser ningún impedimento para seguir cuidando de nuestra mascota. Simplemente deberemos tomar ciertas precauciones para evitar patadas y arañazos en sitios inoportunos, como la tripa. Evitando coger al conejo en brazos solucionaremos estos pequeños inconvenientes. También podemos extremar la higiene cuando limpiemos su jaula, después de ponerle verduras o después de cogerle, pero más como norma higiénica general que por un peligro real.

Fuente: Asociación Nacional de Amigos del Conejo.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Spaniel azul de picardia

Aún siendo de origen relativamente antiguo, su cría sobre bases de una...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.