Educando a nuestro cachorro

Paciencia y dedicación, claves para el adiestramiento.

Para adiestrar a tu cachorro es necesario comprenderlo y no castigarlo por definición, ya que no razona  tan rápidamente como las personas. Debemos hacerle entender las cosas y eso sólo lo conseguiremos repitiendo la orden de la misma forma todos los días, con la misma palabra y el mismo gesto. No es necesario hacer un discurso, con pocas palabras es suficiente.

Lo mas importante para adiestra a tu cachorro es tener mucha paciencia, dedicación y amor hacia tu mascota. Existen varias reglas básicas que hay que tomar en cuenta al comenzar el adiestramiento:

  • La modulación de la voz debe ser suave y agradable a la hora de premiarlo y enérgica, seca y fuerte a la hora de hacerle cumplir una orden.

 

  • Para adiestrarlo hay que elegirle un nombre para que se identifique con él y puedas captar su atención, debe ser corto y que al oírlo repetidamente lo grabe con facilidad. Solamente utilizar el nombre para cosas agradables y nunca para regañarlo.

 

  • Cuando es pequeño y/o recién llegado a casa, es recomendable para el adiestramiento comprarle juguetes para que aprenda a jugar con ellos y puedas distraerlo cuando quiera morder algún objeto de la casa.

 

  • Debe husmear toda la casa para que conozca su territorio, hay que seguirlo por donde vaya y si detectas que tiene ganas de orinar o defecar hay que llevarlo hacia el lugar donde quieres que haga sus necesidades.

 

  • El perro es un animal, no razona, así que lo que para nosotros parece una gracia cuando es pequeño será una gracia cuando sea grande. En este sentido si una vez lo dejamos que se suba al sillón sin reprimirlo, lo hará por mucho tiempo.

 

  • Para adiestrarlo nunca deberás golpearlo (por eso te recomendamos paciencia), recuerda que ellos al igual que un niño aprende día a día y de acuerdo a la dedicación y el cariño que le tengas tendrás muy buenos resultados o por el contrario tu perro podría ser miedoso y obedecerte solo por miedo y no cariño.

 

  • Muéstrale su plato de agua y comida (para que identifique su lugar) y llévalo a su casita, almohadón o lugar donde vaya a descansar. Empezará a llorar y a suplicar que estés con el y lo saques de ahí, pero si lo haces habrás dado mal el primer paso: empezará a dominarte y a hacer contigo lo que quiera.

 

  • Durante el adiestramiento, cuando te desobedezca, haga mal algo que le ordenaste o esté haciendo “travesuras” debes de darle la orden de NO enérgicamente, y así él va a ir aprendiendo qué es lo malo y qué no.

 

  • Cuando acate las órdenes bien, es bueno premiarlo con las palabras muy bien, acariciándolo y/o dándole un premio.

Fuente: www.foyel.com

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Perro lobo de saarlos

Raza neerlandesa. el perro lobo de Saarlos es un perro potente, lupoide,...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *