Cuidar mascotas

Las diez mascotas exóticas que triunfan

mascotas exoticas

Perros, gatos, periquitos, mascotas habituales. De toda la vida. ¿Os apetece tener un animal en casa pero no os valen los clásicos? Aunque, aún, no sea demasiado habitual, cada vez es más común que las personas convivan con animales que no son los de siempre. Son muchas las mascotas exóticas que nunca antes habíamos pensado que se pudieran tener en una casa. Pero sí, es posible.

Vamos a repasar un listado de diez mascotas que normalmente no suelen verse en los hogares. Aunque califiquemos a todas como exóticas en el título de este artículo, como podremos comprobar, algunas de ellas quizás no ameriten este calificativo. Puede que no sean exóticas, pero tampoco es muy normal que convivan con humanos, por eso forman parte de este post.

Diez mascotas exóticas

  1. Serpientes: hace unos años resultaba una utopía pensar que alguien tuviera una serpiente en casa. Pero hoy, sorprendentemente, sucede. Si nos decidimos por esta opción, lo mejor, obviamente, es que sea una serpiente no peligrosa. Hay que saber que muchas de ellas pueden crecer mucho. Si tiene veneno, habrá que extremar el cuidado. En definitiva, mejor dejar a las serpientes en el campo.
  2. Escorpión: otra de las mascotas exóticas y peligrosas. Asegurémonos muy bien de que no tiene opciones de escapar.
  3. Cerdos: exótico, no es; pero raro en una casa, sí. Es importante decir que un cerdo puede ser una mascota que realmente haga compañía y que, al contrario de lo que se podría pensar, son animales muy limpios
  4. Mono ardilla: también se ha puesto de moda en los últimos años tener a esta especie de simio que necesita de cuidados especiales, aunque, antagónicamente a las dos primeras opciones, no reviste peligro la convivencia con él.
  5. Camarón mantis: una especie exótica que puede vivir, como máximo, cuatro años en cautividad. Sus ojos, independientes uno del otro, nos harán pasar más de un buen rato.
  6. Lémur: si los ojos del camarón son sorprendentes, los del lémur no le van a la zaga. El mayor problema es conseguir uno de estos animales, hay que adquirirlos en Madagascar, con lo que ello conlleva en forma de viaje, permisos, etc.
  7. Oso perezoso: mejor no tenerlo en casa porque está en peligro de extinción. Este tipo de oso es realmente bonito. Un peluche vivo.
  8. Gato de bengala: sí, gato, tener un tigre ya nos parece excesivo, aunque hay gente que convive con ellos. Este minino dará mucha compañía una vez que haya pasado su proceso de adaptación. Es necesario sacarlo al aire libre periódicamente.
  9. Guacamayo: precioso pajarito de una fuerza cromática espectacular. Se recomienda tener dos, ya que gustan mucho de convivir con alguien de su especie.
  10. Peaturo del azúcar: pequeños, sociables, cariñosos.

Diez ejemplos de mascotas exóticas que, quizá, no veamos nunca en una casa pero que, os lo aseguramos, conviven con humanos en muchas.

Salir de la versión móvil