Cuidar mascotas

Los dientes, siempre bien cuidados

¿Le huele el aliento a tu perro o a tu gato? ¿Se le han puesto los dientes de un color amarillento? ¿Se le han caído algunos dientes a tu mascota o le cuesta masticar? La higiene de la boca de nuestras mascotas no es sólo un problema estético, puede afectar a la salud general de nuestro animal.

Desde el Centro Veterinario Bitxos nos ofrecen una serie de consejos para mantener la salud dental de tu mascota, y nos cuentan también los peligros de la enfermedad dental.

¿Cómo ha de ser la boca de mi mascota?

Tanto los perros como los gatos deben tener los dientes blancos y brillantes. Las encías deben ser rosadas sin líneas rojas ni sangrado. Algunos animales tienen manchas negras en las encías debido a la pigmentación, lo cual es normal. Si detectamos una mancha oscura nueva y en crecimiento en la encía de nuestro animal adulto, debemos consultar con el veterinario.

Además, el aliento no debe oler mal, y el animal no debe tener dificultades para comer (como que se le caiga la comida o salive más de lo normal)

¿Qué cosas no son normales?

¿Qué es la placa o sarro?

Al igual que en humanos, los animales forman placa dental, que es una mezcla de bacterias, restos de comida y proteínas de la saliva que se acumula en la superficie de los dientes. Las personas, al lavarnos los dientes, eliminamos esa placa reduciendo el riesgo de enfermedad dental, pero los animales no se pueden deshacer por si mismos de la placa, acumulándose ésta en la boca y consolidándose, dando lugar a un sarro de color amarillo que con el tiempo se transforma en una verdadera capa dura de sarro verde que cubre el diente.

Este sarro contiene bacterias y produce una infección e inflamación de la encía que está en contacto con los dientes, dando lugar a gingivitis y halitosis. Esta infección puede, además, pasar a la circulación sanguínea dando lugar a otros problemas en otros órganos.

Además de la pérdida de dientes y el sufrimiento del animal por el dolor de las encías, la infección puede pasar al torrente sanguíneo y llegar al corazón, produciendo en muchos casos una inflamación de las válvulas del corazón (pericarditis infecciosa) y problemas cardiacos asociados.

¿Se puede prevenir la enfermedad dental?

Sí. El mejor método para mantener sus dientes sanos es cepillarlos diariamente con un cepillo de dientes y pasta especial para animales (no se recomienda usar dentífrico humano ya que contiene fluoruro que puede ser peligroso para el animal si se lo traga).

Lo ideal es acostumbrar al animal desde cachorro, creando una rutina diaria de forma que no suponga ningún trauma y nos permita realizar el cepillado con comodidad.

Levanta los labios suavemente para exponer la cara externa de los dientes, cepilla la cara externa de los dientes de arriba hacia abajo, incluyendo la encía, abre ligeramente la boca del animal y cepilla la cara interna de los dientes y la superficie oclusal (la parte por donde mastican, que se pone en contacto entre los dientes de arriba y los de abajo)

Si tu animal se porta bien, ve diciéndole palabras cariñosas mientras realizas todo el cepillado y premia a tu animal al acabar con un paseo, un rato de juegos o muchas caricias.

Aunque el cepillado diario es el método ideal, hay mascotas que no lo toleran (porque no han sido acostumbradas) o propietarios que no se atreven a hacerlo o no tienen tiempo. Para ayudar a prevenir existen líquidos limpiadores que se ponen en el agua de bebida, sprays dentales, premios específicamente diseñados para la higiene oral, juguetes especiales…

¿Cuándo debo empezar a cuidar los dientes de mi mascota?

Ahora mismo. Tanto si es un cachorro como si es un animal adulto, la higiene bucal es importante durante toda la vida. Si tu animal ya tiene sarro consolidado, puede ser necesario realizar una limpieza bucal con ultrasonidos, como las que nos realiza el dentista, aunque en el caso de los animales, por motivos obvios, se ha de realizar con anestesia general.

Un kit dental debe incluir:

 

Además debemos destacar que una alimentación correcta con alimento seco de calidad también ayuda a mantener la higiene dental. La comida casera y las latas de comida para animales se acumulan con mayor facilidad sobre los dientes, produciendo más sarro. Existen también comidas especialmente formuladas para la higiene dental.

Salir de la versión móvil