Derechos y obligaciones a la hora de comprar una mascota

Se debe tener en cuenta que es un ser vivo.

Los consumidores, a la hora de comprar una mascota, tienen, como cuando realizan otra adquisición, unos derechos y garantías, además de las obligaciones de los vendedores, más que las habituales al ser una venta de seres vivos.

El Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid resume los derechos y garantías que tenemos que tener (y conocer) cuando nos decidimos a comprar una mascotas. De este modo, el vendedor debe vender las mascotas desparasitadas y sin enfermedades, todo ello acreditado con un certificado veterinario. Si posteriormente surgiera una enfermedad que hubiese sido incubada y que no se hubiese detectado en el momento de la venta, el responsable sería el vendedor. Asimismo, entregará factura de compra y ofrecerá un plazo de garantía mínima de ocho días para comprobar que no hay lesiones ocultas o enfermedades en incubación. Igualmente, deberá respetar la garantía de dos años establecida en la legislación de los productos de consumo, que responsabiliza al vendedor ante un defecto o una disconformidad que pueda tener el consumidor en relación a lo que se adquiere (por ejemplo, en el caso de un animal, que resulte no ser de la raza que le habían dicho al comprarlo).

Se debe tener en cuenta que no se pueden aplicar los mismos criterios que para un objeto ya que se trata de un ser vivo. Si un animal enferma, fallece, no se adapta al entorno, etc., no se puede responsabilizar al vendedor, a no ser que tuviese algún problema de nacimiento.

Desde el portal del consumidor afirman también que caso distinto sería si se ha comprado un animal con pedigrí y luego es mestizo, o se ha pedido una hembra, y luego resulta ser macho. Para poder reclamar cualquier de estas situaciones es fundamental pedir y guardar el certificado del animal y la factura, donde consten los detalles importantes.

Asimismo, la tienda debe haber sido declarada núcleo zoológico por la consejería competente, llevar un registro con los datos obligatorios y los controles periódicos, tener buenas condiciones higiénico-sanitarias y contar con instalaciones adecuadas para evitar contagios en casos de enfermedad y guardar periodos de cuarentena, si fuese necesario.

Los compradores

Por su parte, aquellas personas que quieren comprar una mascota deben cumplir obligaciones como vacunar y llevar a cabo los tratamientos obligatorios, tener una cartilla con sus datos, vacunas y tratamientos y registrar al animal, además de identificarlo con el chip.

Además, si el animal es potencialmente peligroso, es obligatorio contar con una licencia administrativa otorgada por el ayuntamiento de residencia del propietario y formalizar un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros. Si, por otro lado, es una mascota exótica, el dueño debe informarse sobre sus cuidados especiales y manutención antes de llevarlo a casa y asegurarse de que la venta es legal y no se trata de una especie protegida cuya venta está prohibida. Se puede solicitar al vendedor la acreditación de que el animal procede de una importación autorizada.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Peces de acuario

Podéis leer una clasificación con las variedades más comunes y sus principales...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *