El degú

Se cuida fácilmente y deberemos darle una dieta variada.

El degú es una mascota fácil de cuidar que cada vez se extiende más como animal de compañía. Son animales limpios y no necesitan ser cepillados ni peinados (tiene el pelo corto) ni los bañaremos. Si alguna vez se ensucian demasiado, podemos limpiarlos con jabón muy suave de bebés, lo aclararemos y lo sacaremos con un secador, además de dejarlo en un sitio seco para que no se constipe. Además, se limpia el pelaje con arena por lo que le facilitaremos un recipiente para que la tenga a mano.

En cuanto a su alimentación, en estado salvaje el degú come hierbas, raíces, flores y frutos. En casa le podemos dar heno, hierba (trébol) y flores (la amapola es tóxica, la más adecuada es el diente de león), y también un granulado propio de degús, o una mezcla de granulado para chinchilla o para conejillo de indias. Asimismo, el degú come verduras, excepto col y patata (son tóxicas) pero podemos darle tomate, zanahoria, lechuga…

Es frecuente que el degú sufra problemas digestivos y por eso trataremos de que no sufra excesos y tenga una dieta variada. Una vez al mes podemos darle pasas o nueces, que además de gustarle mucho son beneficiosas para su salud. Eliminaremos la fruta porque contiene mucho azúcar (son propensos a la diabetes) y le daremos pan duro para que fortalezca sus dientes. Completaremos la dieta con heno y alfalfa que usará, también, para cobijarse.

En la jaula del degú instalaremos una bandeja con arena para chinchillas para que pueda jugar y pueda mantener su pelo brillante. Además, le facilitaremos elementos que pueda roer para que mantenga sus dientes en buen estado y otros para que pueda servirle de escondite.

El degú se aburre fácilmente, por lo que le proporcionaremos en su jaula ramas con hojas, cajas de cartón, pañuelos de papel…, para que esté entretenido. Además, le encanta escalar y roer todo lo que tiene a su alrededor.

Debemos tener en cuenta que nunca cogeremos al degú por el rabo, ya que si se sienten amenazados se le puede desprender y no vuelve a crecer.

La ventaja del degú frente a otras mascotas se basa en sus hábitos diurnos, su personalidad activa y su esperanza de vida (alta si lo mantenemos en buenas circunstancias).

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

El entorno de los hurones

Estándares para el mantenimiento de nuestra mascota.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *