La culebra herradura

Es un animal ágil que le gusta esconderse.

La culebra herradura se caracteriza principalmente por los dibujos que se crean en su piel y los grandes lunares, además de su gran tamaño, ya que puede llegar a medir 1,30 metros.

La culebra herradura se adapta bien a los diferentes lugares donde pueda vivir, prefiere sitios rocosos y soleados con vegetación, y la presencia del hombre no le molesta si le da su espacio y sitios para poder esconderse.

La culebra herradura tiene el cuerpo largo, estilizado y con dibujos en forma de lunares. El morro lo tiene redondeado, ojos grandes y una pupila circular y negra. Alrededor de la parte inferior del ojo tiene escamas y las supralabiales no son las que alcanza el ojo como en el resto.

La culebra herradura no es venenosa. Se alimenta mamíferos, reptiles y hexápodos, y de manera más ocasional, de anfibios. Los ejemplares más pequeños comen pequeños invertebrados, lagartijas y roedores recién nacidos. Los adultos se alimentan de aves y roedores.

La época de celo de la culebra herradura va desde abril a junio y la puesta se hace 28 días después de la última cópula. Depositan los huevos en un lugar húmedo y soleado. La puesta suele estar formada de entre cuatro y diez huevos.

La culebra herradura tiene costumbres diurnas excepto cuando hace calor, es rápida y ágil.

Foto: supervivenciaef.blogspot.com

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

El gecko leopardo

Requiere unos cuidados especiales pero no complicados.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *