Consejos para ese perro que hace lo que le da la gana

consejos perro
Debemos inventar comandos, utilizar siempre su nombre no es una buena idea.

Le llamamos y no viene. Salimos con él a la calle para que haga sus necesidades, y nada. Pero subimos a casa de nuevo y se pone a orinar. Además lo hace fuera del lugar que le hemos preparado para ello. No queremos que se suba al sofá, pero ahí está. Tirado y sin dejar que nadie más pueda sentarse en él. Está claro que tenemos un perro que hace lo que le da la gana. ¿Hay solución?

Lo primero es dejar claro que no todos los perros son susceptibles de recibir y aceptar el adiestramiento. Es decir, al igual que las personas, los hay más revoltosos, más tranquilos, juguetones, tímidos, pesados, tranquilos. Son seres vivos y como tal hay que plantearse su cuidado y la convivencia con ellos.

Sin embargo, si hay una serie de prácticas o sistemas que pueden ayudar a mejorar el comportamiento del perro.

¿Cómo hacer que mi perro atienda a mi llamada?

Suele ser el mayor caballo de batalla en muchos casos. Ese perro que hace lo que le apetece, sin atender a nadie, obviamente, pasa completamente de nosotros cuando le llamamos. Para que el perro atienda nuestra llamada debemos empezar a trabajar en ello desde el principio. Es imprescindible, vaya perogrullada, que el perro sepa cuál es su nombre.

consejos perro

No obstante, uno de los mayores errores es usar el nombre del perro para todo. Pongamos que el nuestro se llama Dexter. Si decimos: “Dexter, deja eso”, “qué guapo es Dexter”, “Dexter, ven aquí”, “Dexter, come”, “Dexter, caga”. Le vamos a borrar el nombre. El can no sabrá cuándo le reñimos, o le ordenamos, o le premiamos.

Si usamos su nombre para llamarle y nos hace caso, acto seguido hay que darle un premio: algo de comer o, aunque sea, una simple caricia. Si no lo hacemos, lo mejor es que tratemos de llamar su atención con algún tipo de ruido.

Una prueba que podemos hacer es pronunciar su nombre en casa cuando estemos en el sofá y él al lado. Decimos: “Dexter”. Si nos mira le acariciamos. Lo ha hecho muy bien.

Tácticas para que mi perro no haga lo que le da la gana

Y si no usamos su nombre, ¿qué hacemos para decirle las cosas? Tendremos que crear comandos. Por ejemplo, cuando haga algo malo le decimos: “No”. Y después no le hacemos caso. Ni una caricia, ni nada. Que sepa que eso está mal. Pero si hace algo bien, le podemos decir: “Bien”, y le acariciamos o le damos algún premio.

consejos perro gana

También es importante que desde pequeño le dejemos claro qué cosas no puede hacer: no entrar en la habitación, no subirse al sofá, no poner el morro en la mesa cuando estamos comiendo. Si desde sus primeros días de vida le impedimos hacer eso, aunque haya que bajarlo del sofá 500 veces, conseguiremos nuestro propósito. De lo contrario siempre será un perro que hace lo que le da la gana.

Al perro hay que enseñarle quién manda. Nosotros somos sus dueños. Le queremos y si se porta bien será recompensado, por ejemplo, a la hora de comer. Llenamos su plato y no le dejamos que se abalance a él como si llevará dos meses sin comer. Le pedimos que se siente, y pasados unos segundos, antes de que al pobrecito se le caiga la baba, le decimos “ya”.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Óscar
Escrito por
Óscar
Más artículos de Óscar

Cómo ahorrar en el mantenimiento de tu mascota

Cuidar a una mascota puede resultarnos caro en ocasiones. Obviamente todo dependerá...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.