El comportamiento de los hurones

Son traviesos, juguetones e inquietos.

Los hurones son de forma innata traviesos, con comportamientos típicos de cavar, esconder, abrir madrigueras, escalar… Los hurones jóvenes son muy juguetones y pueden ser un poco brutos y quizás un poco alocados en sus travesuras.

Un comportamiento que puede asustar a los dueños pero es una muestra de felicidad, puede ser la denominada “danza de guerra de la comadreja”, con el hurón dando vueltas salvajemente con la espalda arqueada y enseñando los dientes, haciendo ruidos extraños de siseo.

Problemas urinarios

Según nos explican desde el Centro Veterinario Bitxos, a los hurones se les puede enseñar a usar una bandeja de deposiciones como a los gatos, pero hay que tener la precaución de proporcionarles una bandeja de aseo con esquinera, ya que a muchos hurones les gusta defecar en las esquinas de las paredes.

La mayoría de hurones mascota son castrados muy jóvenes, por lo que no suelen exhibir comportamiento sexual como marcar territorio u orinar en spray. En general, la aparición de eliminaciones inadecuadas en el hurón es un signo de enfermedad y no un problema de comportamiento.

Los cambios en la frecuencia urinaria, localización, o cantidad producida de orina, constituye información importante que el veterinario te preguntará para evaluar a tu animal durante la consulta. A veces es difícil darse cuenta del problema porque en muchas casas hay varios hurones que comparten la bandeja de aseo.

Son síntomas de enfermedad si nuestro hurón empieza a hacer esfuerzo al orinar o defecar o gotea fuera de la caja.

Los hurones también tienen próstata, y ésta puede sufrir inflamación, quistes o tumores en hurones no castrados, pero también en hurones castrados con enfermedad adrenal.

Las piedras en la vejiga de la orina es común en hurones con dieta pobre. La comida de gato de baja calidad con una fuente proteica proveniente de cereales, está a menudo implicada en la formación de cristales, arena, o cálculos en el hurón. Las infecciones pueden influir también. La cistitis bacteriana puede también darse en los hurones, y puede ser responsable de un patrón de eliminación anormal, a veces con sangre.

Cualquier hurón que se presente con historial de cambios en los hábitos de eliminación debe ser analizado en busca de problemas de tracto urinario o de enfermedad adrenal mediante radiografías, ecografías, análisis sanguíneos, urianálisis…

Agresividad

La agresividad en los hurones normalmente se muestra como pequeños mordisquitos o mordiscos más importantes y es un problema muy frecuente de conducta en los hurones domésticos.

Hay que considerar muchas cosas ante un hurón que muerde: los propietarios anteriores, técnicas de manejo y frecuencia, así como posibles causas médicas. Además es importante mantener la vacuna de rabia al día si nuestro hurón tiende a morder, aunque sea más por tranquilidad que por un riesgo real de contagiar la rabia.

Los hurones recién adquiridos o adoptados pueden no haber sido manejados antes o enseñados, por lo que se pueden mostrar un poco mordiscones. Morder es un comportamiento normal entre hurones hasta para estimular el juego. Estos mordisquitos se pueden convertir en mordiscos serios si no se controlan.

Si los mordiscos ahuyentan al dueño y dejamos de manejar al hurón, esta conducta se puede ver exacerbada. Se les puede reñir sacudiéndolos suavemente del pellejo (como haría otro hurón para mostrar la dominancia) y riñéndolos con voz firme, o castigándolos un ratito sin jugar en la jaula, como si fuera un niño que castigamos en su habitación.

Hay otras causas que pueden hacer que un hurón que no muerde empiece a hacerlo, como la enfermedad adrenal, ya que puede reproducir un comportamiento sexual de dominancia en hurones castrados. Este tipo de comportamiento puede incluir pellizcos con los dientes, monta, mordiscos, arrastramiento de otros hurones por el pellejo… Se debe evitar si hay otros hurones, que estos sean dominados en exceso, evitando que les sacudan violentamente por el pellejo, ya que les pueden provocar daños graves.

Los hurones sordos pueden asustarse si se les acerca alguien de golpe y no lo ven, y morder como defensa, o simplemente, no darse cuenta de las protestas de otros hurones o del propietario cuando son mordidos. Esto también puede ocurrir si el hurón es ciego o tiene cataratas.

Otra causa que puede desencadenar una respuesta agresiva en hurones que normalmente no muerden, es el dolor. Un hurón que transforma su comportamiento radicalmente siempre debe ser revisado por un veterinario experto en animales exóticos.

Otros problemas de comportamiento del hurón

“Rascarse” la boca con las patas puede estar asociado a nauseas en los hurones. Éstas no son normales y en caso de que aparezcan, el hurón siempre debe ser revisado por el veterinario.

Morderse y masticar el pelo no suele ser un gran problema en hurones, pero aquellos que lo hacen de manera exagerada o pierden pelo visiblemente, deben ser revisados para descartar enfermedad adrenal, pulgas, u otros problemas dermatológicos como alergias o infecciones.

Masticar otros objetos, especialmente los de goma, que atraen mucho a los hurones, o hilos, si que puede ser un problema, ya que pueden tragárselos y producirse una obstrucción intestinal, siendo muchas veces necesaria la cirugía para eliminarla.

A veces los hurones gotean un poco de orina, sin que se sepa a ciencia cierta a qué se debe este comportamiento. Sin embargo siempre se debe descartar la presencia de infecciones de orina o de cálculos urinarios.

Un comportamiento sexual activo en hurones ya esterilizados puede indicar una producción anormal de hormonas, por lo que si nuestra hurona se muestra en celo o nuestro macho empieza a montar y a morder, siempre se ha de revisar en busca de enfermedades hormonales como enfermedad adrenal, piometra del muñón o remanente ovárico.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

¿Es mi perro hiperactivo?

El primer paso: paciencia.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *