Cómo debe ser el arenero de mi gato

arenero gato
El arenero del gato nunca puede estar colocado cerca del lugar en el que tiene su comida y su bebida.

Cuando tenemos una mascota todos queremos que realice sus necesidades en el lugar que nosotros hemos especificado para ello. Pretendemos que nos haga caso. Que no se suba al sofá o que no se acerque a la mesa cuando estamos comiendo. Cuando el animal de compañía es un gato, lo ideal es que use su arenero. Sin embargo, y a pesar de que los mininos son listos e intuitivos, no pueden saber por ciencia infusa que esa especie de caja llena de arena está ahí para que él haga sus necesidades. Habrá que enseñarle y tomar una serie de medidas acerca de cómo debe ser y dónde debe estar el arenero del gato.

El arenero de mi gato

En un principio una caja puede hacer perfectamente las veces de arenero. Lo más importante es saber dónde debemos colocarlo. Ahí van una serie de pautas:

  1. No olvidemos que es el lugar en el que nuestra mascota va a realizar sus actividades más íntimas, por lo tanto, en la medida de lo posible, tendrá que estar alejado de los lugares de la casa en los que, de manera habitual, más gente ahí. A nadie nos gustan las mirada indiscretas en depende qué situaciones.
  2. La limpieza del arenero es vital. No podemos hacernos la pregunta de por qué mi gato no utiliza su arenero si éste está sucio. Hay que mantenerlo en buen estado y nunca usar desinfectantes en su limpieza. El fuerte olor de estos puede afectar negativamente al minino.
  3. El arenero no puede estar situado muy cerca del lugar en el que el gato tiene su comida y su bebida.
  4. Si hacemos todo esto y el gato sigue sin usar el arenero podemos pensar que el problema está en la arena. Hay infinidad de variedades de este elemento. Probemos varias para, al menos, descartar con fundamentos sólidos que no reside ahí la contrariedad.
  5. La forma del arenero cobra importancia cuando, después de seguir todos los pasos mencionados anteriormente, el minino continúa con su rotundo rechazo del arenero. Entra entonces en juego los gustos de cada uno. A los humanos hay casas que nos gustan, y otras que no, pues a los gatos también. Hay areneros con tapa, sin tapa, con puerta, abiertos. ¿Qué arenero compro para mi gato? Lo mejor es probar.
Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Óscar
Escrito por
Óscar
Más artículos de Óscar

Los primeros días en casa: cosas que debemos evitar

Si tenemos un gato debemos asegurarnos de cerrar todas las ventanas y...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *