Cómo cuidar a nuestro dálmata

Es un animal de compañía fiel y listo que nos hará disfrutar muchísimo.

Elegante, inteligente, sensible, testarudo, activo y gran compañero. Así es el dálmata, una mascota cuyo mantenimiento es sencillo y que nos regalará grandes momentos a su lado.

A la hora de cuidar a nuestro dálmata basta con cepillarlo de manera regular y llevarlo a pasear cada día para que consuma algo de su energía casi inagotable. En casa necesitará espacio suficiente para que esté cómodo.

Es aconsejable que no duerma fuera del hogar porque su pelo corto no le protegerá del frío. Para que éste se mantenga fuerte y brillante lo cepillaremos todos los días y podremos darle un champú anticaída si vemos que pierde más pelo de lo normal. El dálmata resulta fácil de adiestrar y dará pocos problemas a la hora de bañarlo, ya que tiene un sentido de la higiene muy desarrollado.

La sordera es una enfermedad bastante habitual en el dálmata y a la que es propenso. En algunos casos, esta lesión en el oído está desde el nacimiento. Además, tienen predisposición a que se formen cálculos de uratos.

Si hacemos que nuestro dálmata se mantenga entre los 22 y 25 kilos, podremos disfrutar de él durante mucho tiempo. Se trata de una mascota con necesidades nutritivas distintas a otros perros debido a su metabolismo y esa facilidad a que se le formen cálculos urinarios de uratos, que podemos prevenir con una dieta adecuada. Estas piedras se forman en los dálmatas porque excretan ácido úrico en la orina en lugar de alantoína, como el resto de los perros. El problema es que el ácido úrico, al contrario que la alantoína, no es apenas soluble en agua y por eso tiende a precipitar formando cristales o cálculos, sobre todo si la orina es concentrada y con pH ácido.

Para prevenir la formación de estos cálculos en el dálmata podemos diluir la orina aumentando el consumo de agua; alcalinizar la orina ya que los uratos son más solubles en un pH alcalino, o darle una combinación de alimentos que sean relativamente bajos en purinas, para que también la producción de ácido úrico sea bajo.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Clasificación de los perros según su inteligencia

Se trata de un estudio realizado por Stanley Coren.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.