¿Cómo conseguir que tu perro se tome su medicina?

Lo primero, ármate de paciencia...

Lograr que tu perro ingiera su medicamento puede resultar una tarea complicada si la mascota decida negarse a ello, por lo que desde un comienzo ármate de paciencia.

El método clásico de poner la pastilla en la lengua y mantener sus mandíbulas cerradas no es del todo agradable ni efectivo, por lo que existen otras manera más sencillas para poder dar la medicina a tu perro.

Así, por ejemplo, podemos conseguir que el perro trague su medicamento si mezclamos las pastillas en polvo con 2 ml. leche baja en lactosa, sostenemos la cabeza del animal hacia arriba, ponemos la punta de una jeringuilla sin aguja en la comisura de los laboios y presionamos con suavidad. Primero le daremos a probar leche sin la medicación y si no amarga será fácil que la tome de la otra forma.

Para conseguir que laman la píldora, se puede mezclar el medicamento triturado con miel, leche condensada o mantequilla, pondremos el resultado que salga en la pata del perro para que lo lama, aunque si el tratamiento es largo los expertos afirman que el animal se aprende el truco y no lame la pata. Se puede poner la mezcla en los labios.

Y para lograr que el perro coma su medicamento, se puede ocultar la patilla en carne picada o queso en crema, dándole primero un trozo “limpio” de medicamento. Nos aseguraremos de que la pastilla esté totalmente rodeada por la comida para que no detecte ningún olor diferente. Algunos pueden detectarla llegando a escupirla para seguir comiendo la comida sin medicamento dentro…

Otro truco para poder darle el medicamento al perro es asociar su ingesta con una actividad que le apasione, como dar un paseo, jugar, comer… Así entenderá que para que eso ocurra deberá tomar la pastilla en cuestión. Le enseñaremos un objeto que él asocie con dicha actividad (una correa, una pelota…) y cuando vaya a por él intentaremos darle la medicina. Si no la toma no le dejas hacer lo que desea.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

El recorte de las alas del loro

Evita accidentes y no merma su calidad de vida.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *