Cocker spaniel

Sobre los orígenes de este simpático perro de búsqueda existe una amplia literatura que, partiendo del célebre Gaston Phoebus, que en 1387 escribió un excelente "Tratado sobre la Caza", llega hasta nuestros días.
La mayoría está bastante de acuerdo en decir que los antepasados más antiguos del Cocker Spaniel son perros españoles que dieron también origen a varios Epagneuls franceses.
Volviendo a la literatura existente sobre estos perros, Philip Sidney, Edward Plantageriet e incluso Chaucer, loaron las cualidades venatorias de estos perros. Sin embargo, fue el duque de Marlborough quien seleccionó de una manera muy especial a un tipo de Spaniel bastante similar al actual, muy hábil en la caza de la perdiz y de la chocha, de la cual más adelante tomó el nombre (en inglés, chocha se dice woodcock).

Los Spaniel que se encontraban en las perreras del duque tenían las orejas más largas que los otros, y su capa era blanca con manchas rojas y anaranjadas. Sucesivamente, los criadores ingleses, partiendo justamente de estos perros, continuaron la selección, fijando definitivamente el tipo, y en 1901 se redacta el estándar definitivo.
 
Rápidamente, la fama de este simpático perro de caza, óptimo para la muestra y el cobro, atravesó los confines de las Islas Británicas y ya a comienzos del siglo actual se extendió con rapidez por Francia.
 
Su tamaño, no muy grande, su carácter simpático y jovial, su aspecto agradable – además, naturalmente, de sus buenas cualidades venatorias- contribuyeron de manera sustancial a su rápida afirmación en todos los países de Europa y en América. Hoy, el Cocker spaniel es uno de los perros más conocidos de todos y no es raro que en las exposiciones caninas más importantes, la representación de esta raza se encuentre entre las más numerosas. Esta notoriedad se debía más al aspecto del perro y a su carácter afectuoso que a sus capacidades como cazador, lo que ha tenido una gran influencia en los criterios de selección de los criadores, que hoy, salvo pocas excepciones tratan de satisfacer las exigencias de quien busca una buena compañía en la soledad de la ciudad, que de unos pocos cazadores. APARIENCIA GENERAL
Un perro alegre robusto y deportivo. El Cocker Spaniel debería tener el cuerpo bien proporcionado y compacto y debería medir aproximadamente lo mismo desde la cruz al suelo como la cruz al nacimiento del rabo.CABEZA Y CRANEO
El morro es cuadrado, con el stop definido, que está en el punto medio entre la punta de la nariz y el occipucio.
El cráneo está bien desarrollado y limpiamente esculpido, ni demasiado refinado ni basto. Los pómulos no deberían ser salientes. La nariz ha de ser bastante ancha para favorecer las buenas dotes de olfato de esta raza.
Ojos: Los ojos son redondos, sin ser prominentes, de color castaño o castaño oscuro, pero nunca claros. Expresan inteligencia y dulzura, aunque son decididamente despiertos, vivarachos y alegres. Los bordes de los párpados deber estar tensos, sin caída.
Orejas: Lobulares, de nacimiento bajo, a nivel de los ojos, con cueros finos que deben llegar, pero no sobrepasar, la punta de la nariz. Las orejas están bien cubiertas de pelo largo, sedoso y liso.
Boca: Las mandíbulas son fuertes, con mordedura de tijera. CUELLO
De longitud moderada, sin papada, musculoso y elegantemente unido a unos hombros bien inclinados. CUARTOS DELANTEROS
Los hombros deben ser refinados e inclinados. El costillar está bien ceñido detrás de los omóplatos y bien desarrollado, y el pecho, profundo, sin ser demasiado ancho ni demasiado fino frontalmente. Las patas, con buena osamenta, con flecos y derechas, y ser lo suficientemente cortas para desarrollar una potencia concentrada, pero no demasiado para no entorpecer la extraordinaria actividad de este pequeño pero formidable perro de caza.

CUERPO Muy fuerte y compacto con relación a su talla y peso. El lomo es corto, ancho y fuerte, con una firme línea de espalda que baja suavemente hacía el rabo.

CUARTOS TRASEROS
Anchos, redondeados y muy musculosos. Las patas, con buena osamenta, con flecos hasta el corvejón y con buena angulación. Los tarsos son cortos para permitir una óptima impulsión.
Pies: De pisada firme, de forma redondeada, como los del gato, y con plantares gruesos. COLA
Con nacimiento un poco más abajo que la línea de la espalda. Ha de tener un movimiento vivo en línea con el dorso, pero no debe adoptar una postura inclinada hacia arriba. El rabo no debe ser cortado ni demasiado corto ni demasiado largo para no impedir su movimiento alegre. PELO
Liso y sedoso, nunca duro u ondulado, con flecos suficientemente largos; no ha de ser demasiado abundante y nunca rizado. COLOR
Varios colores son admitidos. En los de un solo color no se permite manchas blancas excepto en el pecho. MOVIMIENTO
Con buena acción combinada de patas delanteras y traseras; con gran empuje, que le ayuda a cubrir bien las distancias.

TAMAÑO
 La altura media en la cruz debe ser de 38 a 39 cm. para las hembras y, aproximadamente, 39 a 41 cm. para los machos.

PESO
El peso debe ser, aproximadamente, 12,7 a 14,5 kilos.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Gran sabueso azul de gasconia

Perro utilizado para la caza al tiro, y a veces para la...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *