Cuidar mascotas

El Cíclido Africano

El Cíclido Africano es un pez que puede ser bastante agresivo con otros peces de su misma especie si no respetan su espacio. Además, es un animal resistente y con fuerte sentido de la territorialidad.

Y precisamente esa territorialidad hará necesario que introduzcamos a nuestro Cíclido Africano en un acuario de grandes dimensiones. Asimismo, es fundamental el tipo de agua, que tiene que ser alcalina con un pH de 8,5 ó 9 y una dureza entre 8 ó 12 gH. Podemos conseguir el nivel de pH adecuado si colocamos cascajos de conchas en su interior, aunque también existen productos químicos y otras rocas que aumentan la alcalinidad. Eso sí, deberemos tener en cuenta la proporción adecuada respecto a la cantidad de agua del tanque para no perjudicar a los peces.

Respecto a la alimentación del Cíclido Africano, come de todo tipo de productos, tanto elaborados como vivos. La dosis la establecerá el propio tamaño del pez, y los expertos aconsejan alternar comida seca con otros alimentos congelados o vivos.

Los acuarios de los Cíclidos Africanos permiten dos tipos de filtrado, uno mecánico, que absorbe impurezas que se descomponen fácilmente y que hay que limpiar con mucha frecuencia para que los residuos del filtro no afecten al agua; y otro biológico, que consiste en un proceso de nutrición mediante el que algunas bacterias obtienen los nutrientes a través de los desechos orgánicos que transforman en nitratos.

Al Cíclido Africano no le gusta mucho tener plantas a su alrededor, podemos instalar rocas para que hagan cuevas y establezcan cuál será su territorio.

Foto: caracas.olx.com.ve

Salir de la versión móvil