Caracol manzana

Se trata de un bonito habitante del acuario que despertará curiosidad entre quienes lo observen.

El caracol manzana es un habitante común en el acuario. Sus llamativos colores y su tamaño, además de su predilección por las algas y su respeto por las plantas, son algunas de las características que hacen que guste tanto.

El caracol manzana es un molusco gasterópodo y la especie que más interés suscita es la Pomacea bridgesii. La concha de esta especie de caracol manzana posee unas cinco vueltas y crece durante toda su vida, llegando a medir unos 40-70 mm de diámetro. Está formada por varias capas, la superficial es una fina capa proteica que contiene varios pigmentos y es la que da color al caracol. Bajo ella se encuentra una capa de carbonato cálcico, de color blanco, que es la responsable de la dureza de la concha. Las uniones de las espirales forman ángulos de 90º muy marcados con respecto a la concha, como se puede ver en la imagen.

Al tratarse de caracol tropical necesitará una temperatura de entre los 20 y los 27ºC. Su actividad aumenta en relación a la temperatura, mostrándose bastante inactivo a 18ºC. Del mismo modo, al mantenerlo en un acuario de agua caliente se acelera su metabolismo, acortando su ciclo de vida.

En un acuario de agua fría vivirá más tiempo ya que tendrá algunos meses de reposo, aunque se reproducirán preferentemente en verano, cuando la temperatura se acerque a los 25ºC.

Muchos de los medicamentos que se utilizan para tratar las enfermedades de los peces pueden matar a los caracoles manzana y otros invertebrados. Entre ellos están el verde de malaquita y algunos antihelmínticos, y todos los que contengan cobre, como muchos alguicidas. Si se ha de medicar el acuario es recomendable sacar al caracol manzana y, después de un par de cambios de agua y filtrado durante unos días con carbón activo para eliminar posibles restos, devolverlo al acuario.

La alimentación del caracol manzana

El caracol manzana es omnívoro, aunque algunas especies como el Pomacea canaliculata son además ávidas devoradoras de plantas. Sin embargo, al Pomacea bridgesii no le gusta la vegetación acuática si no que prefiere alimentos blandos, algas o restos vegetales en descomposición. Una parte importante de la dieta de P. brigesii la constituyen las algas, y por eso es muy apreciado entre los acuariófilos, además de por su respeto a las plantas. Prefiere las algas marrones y verdes, que raspa de las superficies del acuario y hojas de las plantas con su rádula.

El caracol manzana también se alimenta de esa especie de capa amarillenta de aspecto baboso que cubre los cristales y los objetos del acuario.

Fuente y foto: paradisetropicalfish.com.sv

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Galgo italiano

El Galgo Italiano desciende de los galgos que existían ya en el...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *