Una cacatúa como mascota

Son fáciles de domesticar y de divertida convivencia.

Cada vez es más habitual encontrar a una cacatúa como animal de compañía. Son mascotas que puedan resultar fáciles de domesticar, confiadas y muy divertidas. Además, son inteligentes y les podemos enseñar ejercicios fáciles y a repetir algunas palabras.

La cacatúa es una animal fácil de mantener. Deberemos tener en cuenta que son de carácter gregario por naturaleza y que como consecuencia de su elevado nivel de inteligencia es probable que se aburran o que languidezcan si la dejamos sola durante largos periodos de tiempo todos los días. Esto a veces se traduce en hábitos desagradables como por ejemplo arrancarse las plumas. Una cacatúa debe ser considerada como un compañero que requiere un grado elevado de atención.

Cuando vayamos a adquirir la cacatúa, optaremos por un ejemplar joven, la llevaremos a casa, la instalaremos en la jaula y dejaremos que de forma tranquila se adapte a su nuevo entorno. Al principio intentaremos no “molestar” demasiado a la cacatúa, sin asustarla con movimientos repentinos, no dejaremos que se acerquen otras mascotas que podamos tener en casa e intentaremos que los niños no se acerquen.

En cuanto a los cuidados básicos, daremos a nuestra cacatúa baños frecuentes, ya que al venir de bosques e islas tropicales, del Pacífico y Nueva Zelanda donde el nivel de humedad en el aire es muy alto y las lluvias frecuentes están acostumbradas a ellos. Los baños las relajan, por lo que es bueno bañarlas a menudo, sobre todo si son aves nerviosas.

La jaula elegida para una cacatúa debe ser lo suficientemente amplia como para permitirle moverse con total comodidad. Sin embargo, dado que le gusta mucho estar con los seres humanos y que es un animal muy activo, es necesario sacarlo de la jaula al menos una hora al día. Para ello deberemos asegurarnos de que las puertas y las ventanas están cerradas, así como de eliminar todo producto que pueda ser perjudicial para su salud, como plantas de interior o cables que pueda morder. No olvides que productos como las patatas fritas o el chocolate pueden ser venenosos para ella.

Coloca la jaula en un lugar donde no haya corrientes de aire ya que, aunque las cacatúas son muy resistentes, su aparato respiratorio es muy delicado. Por esta razón también deberemos evitar utilizar aerosoles o sprays en la misma habitación en la que está nuestra mascota.

En cuanto a su alimentación puedes darle una mezcla de semillas, frutas y verduras. Respecto a la fruta, le encantan los melocotones, las manzanas, las naranjas y las peras. Como verdura puedes darle zanahorias, brócoli y lechuga.

Fuente: www.mundoanimalia.com // animalmascota.com

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Cómo cuidar nuestras mascotas durante el invierno

Casa, comida y salud serán los aspectos fundamentales que deberemos tener en...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *