Beneficios de los perros para las mujeres embarazadas

Un estudio demuestra que las embarazadas con perro mejoran su salud.

Estudios científicos han venido demostrando a lo largo de los años que tener perro mejora en gran medida nuestra salud, convirtiéndose además de en un gran amigo en una buena y saludable terapia para prevenir y tratar algunas enfermedades.

Ahora, un nuevo estudio realizado en más de 11.000 mujeres ha demostrado que los perros mejoran la salud de las embarazadas, ya que aquellas con perro son un 50% más propensas a realizar 30 minutos de ejercicio ligero diario recomendado para ellas, ya que el perro contribuye a llevar a cabo esa media hora de caminata suave que previene el sobrepeso y, además, hace que los niños nazcan más sanos.

Estudios previos han establecido que las mujeres con mucho peso o tendentes a coger kilos durante el embarazo pueden tener partos más difíciles y sufrir, tanto ellas como sus hijos, problemas de salud derivados de ello. Por eso los profesionales aconsejan a las embarazadas la realización de este ejercicio moderado diario al que ayuda la tenencia de un perro en casa.

Se trata, principalmente, de caminar, hacer algo de senderismo o natación. En el primer estudio para investigar si pasear al perro podría ayudar a promover el ejercicio en las mujeres embarazadas, los investigadores anticipan que los resultados podrían tener un gran valor para los expertos en salud que asesoran a las mujeres durante su embarazo.

La directora de la investigación, la doctora Carri Westgarth, de la University of Liverpool’s Institute of Infection and Global Health, afirma que han encontrado que tener uno o más perros ayuda a las mujeres embarazas a caminar de manera regular, “ayudándoles a alcanzar la cantidad recomendada de 150 minutos de actividad a la semana. Los resultados sugieren que tener perro supone una motivación para ir a dar ese paseo”, algo que beneficia en gran medida a la salud de la mujer embarazada.

La doctora añade que el hecho de pasear al perro debe integrarse en unas actitudes de vida saludables que incluyen, también, una buena alimentación y otro tipo de cuidados encaminados a evitar el aumento de peso en las mujeres embarazadas.

Asimismo, subraya que la investigación no termina aquí, ya que ahora tienen que investigar otros factores como el tipo de perro y su relación con la intensidad de la actividad física, es decir, si los dueños de perros grandes caminan más rápido, por ejemplo. “Eso nos ayudará a aconsejar a los profesionalices de la salud para que asesoren mejor a las mujeres embarazadas”, concluye.

Podéis encontrar los resultados completos de este estudio en el siguiente enlace.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

Absorbentes sanitarios para gatos

Proporcionan confort e higiene.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.