Beneficios de compartir nuestra vida con una mascota

Son buenas para salud y para el estado anímico.

Está comprobado. Compartir nuestra vida con un animal tiene numerosos beneficios para la salud. ¿Por qué? Se trata de una terapia de prevención de patologías, principalmente relacionadas con el estado de ánimo, pero también físicas. La interacción con las mascotas contribuye a mejorar nuestra vida y nuestra salud.

Las mascotas fomentan que, al tener que sacarlas a pasear, las personas conversen y compartan un momento de ocio, además del hecho de que nos ayudan a estar activos.

Además, la convivencia con animales reduce el sentimiento de soledad, ya que sus dueños se sienten más acompañados y protegidos y se estimula el contacto físico. Los expertos afirman que acariciar a un animal hace bajar la presión arterial. Asimismo, aumentan la autoestima haciendo que la persona se sienta útil y recompensada ante el cuidado de su mascota, con quien intercambia cariño y sentimientos. El animal motiva al dueño, siendo esto especialmente importante en los niños, en las personas mayores y en aquellas con baja autoestima. La responsabilidad de cuidar un animal desarrolla la sensación de sentirse útiles y valorados. Las mascotas ayudan a interiorizar valores positivos relacionados con la responsabilidad, la empatía y la amistad.

Además de como prevención, las mascotas ayudan a la recuperación de determinadas enfermedades, ya que se ha estudiado y demostrado que las personas que tienen un animal de compañía se recuperan más rápidamente de infartos o cirugías. Tener mascota ayuda a reducir el estrés y la depresión, ya que el simple hecho de caminar con ella, sacarla a pasear y disfrutar de ese momento de desconexión compartida fomenta que los nervios se calmen y nos relajamos de forma casi inmediata. Las mascotas promueven un interés por la vida que contribuye a que, por ejemplo, personas mayores, sientan de nuevo ganas de vivir y se estimulen teniendo un animal en casa del que hacerse cargo.

Las mascotas son alegría y salud y nos ayudan a llevar una vida más sana simplemente por el hecho de que nos hacen caminar a diario, nos ayudan a socializar con otras personas durante esos paseos, nos hacen compañía y nos llenan de cariño.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

El pez rojo: algunas enfermedades

Pueden aparecer puntos blancos, parásitos o sanguijuelas.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.