Areneros para gatos, elije el mejor para tu animal

areneros para gatos

La elección de los areneros para gatos es una de las más importantes que deberemos tomar cuando decidamos acoger a este animal como mascota. Será importante que tenga unas características específicas y también habrá que tener en cuenta el lugar de la casa en el que lo situamos. No en vano es donde el gato va a realizar sus necesidades. Algo de privacidad siempre vendrá bien.

¿Cómo elegir los areneros para gatos?

El tamaño es un aspecto vital. Debe ser lo suficientemente grande como para que el gato pueda darse la vuelta, moverse con relativa facilidad y esconder sus excrementos. Hay que tener en cuenta que el gato irá creciendo, por lo tanto, si de pequeño le compramos un arenero chico, habrá que ir renovándolo a medida que se vaya haciendo más grande.

Hay muchos tipos de areneros para gatos: cerrados completamente, con una puerta, con un hueco para que entre, al aire libre. Podemos elegir el que más nos guste, aunque nosotros siempre recomendamos (tanto por el propio gato por nosotros) los areneros cerrados. Lo que sí es realmente importante es que lo tengamos muy limpio y cuidado.

¿Dónde colocar el arenero del gato?

Como hemos dicho antes los areneros para gatos son el lugar en el que el minino hará sus necesidades, por lo que la decisión acerca de en qué parte de la casa ubicarlo tiene su importancia. Debe estar lejos del sitio en el que duerma, coma y beba. A los gatos tampoco les gusta hacer sus necesidades en el mismo lugar en el que comen. Parece lógico, ¿no?

Lejos también tienen que estar los areneros de gatos de la parte de la casa en la que más gente haya normalmente: salón o dormitorio principal. Para hacer sus necesidades el gato necesita estar tranquilo, así que habrá que colocar el arenero en un lugar tranquilo y silencioso.

Todas estos consejos son para que el gato esté más a gusto, pero también son buenos para nosotros, los dueños. Porque no queremos que el salón huela a los excrementos del gato.

¿Cómo evitar el olor del arenero?

Si queremos evitar que el olor se expanda por toda la casa podemos tomar una serie de medidas:

  1. Cambiar la arena habitualmente.
  2. Comprar arena que no huela.
  3. Adquirir un arenero tapado.
  4. Utilizar desodorantes para areneros de gatos: aunque en algunos casos el gato rechazará el olor. Tendremos que probar.
Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Óscar
Escrito por
Óscar
Más artículos de Óscar

Cómo evitar el sobrepeso en mi mascota

Reducir la cantidad de comida, obligarles a hacer ejercicio físico y no...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.