Ardilla Richardson

Podemos hacernos con ellas si las educamos desde pequeñas.

La ardilla Richardson es una mascota que si la cuidamos desde pequeña puede llegar a ser cariñosa, aunque es algo que requiere mucha paciencia y tiempo porque suelen ser bastante huidizas. Es mala escaladora, por lo que podemos tenerlas en una jaula para conejo donde colocaremos un sustrato profundo para que pueda escarbar y otros espacios donde esconderse, con una temperatura no superior a 27 grados. Tiene una esperanza de vida de unos cuatro años.

La ardilla Richardson es herbívora y granívora, podemos darle heno, fruta y verdura fresca como lechuga, pepino, zanahoria, pimiento verde, soja, remolacha, diente de león, plátano, sandía, uva… Podemos darle premios en forma de pipas sin sal o melón y están prohibidos alimentos como el pan de trigo, cereales, maíz o alfalfa.

En su hábitat natural, la ardilla Richardson hiberna durante la época de frío, unos seis o siete meses entre septiembre y abril los ejemplares adultos. El período de hibernación de la ardilla Richardson en cautividad no tiene la misma duración y tiene lugar dependiendo de la edad, el sexo, el tiempo, etc.

En cuanto a la salud, la ardilla Richardson puede sufrir parásitos externos e internos y enfermedades relacionadas con la mala alimentación.

Si se siente amenazada, la ardilla Richardson puede llegar a morder, la cola es un gran indicador de su estado de ánimo y según sus movimientos podremos saber cómo se encuentra. Por ejemplo, si se mueve deprisa, siente inseguridad y nerviosismo, intentaremos darle confianza. Si la cola está frondosa e hinchada, nos quiere decir que está muy enfadada y puede agredir, deberemos entonces dejarla en paz. Si está hacia arriba está tranquila, y si está hacia arriba pero pegada a la espalda, será que tiene mucho miedo.

La ardilla Richardson también hace sonidos significativos, muestra inseguridad a través de un castañeo de dientes, o chilla para avisar de un peligro.

Foto: muchobichomucho.blogspot.com

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia
Escrito por
Noelia
Más artículos de Noelia

La higiene de los jerbos

Son mascotas aseadas pero debemos tener en cuenta algunos cuidados.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.